La cúrcuma se ha convertido últimamente en un ingrediente popular en la salud y la belleza. Pero esta especia de tonos dorados ha existido desde la antigüedad, ¡se remonta a unos 4.000 años! Se utilizó para una gran variedad de fines medicinales y religiosos en el sur de Asia, según una investigación publicada en el libro Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects. Junto con sus numerosos beneficios para la salud, a menudo escucha la palabra “resplandeciente” asociada con la cúrcuma. ¿Y quién no quiere una piel radiante, verdad? Aquí hay 2 formas de obtener los beneficios de la cúrcuma para combatir el acné y mejorar la piel, tanto por dentro como por fuera.

Sus beneficios para la piel

La cúrcuma y su componente principal, la curcumina, son una gran medicina para tratar el órgano más grande de tu cuerpo: ¡La piel!

Cuando se usa tópicamente, la cúrcuma puede:

  • Ayudar a calmar la psoriasis y la dermatitis atópica
  • Calmar la inflamación
  • Desaparecer las cicatrices del acné
  • Combatir el envejecimiento prematuro y el daño solar
  • Tratar heridas

No hace falta decir que la cúrcuma es una especia que seguramente querrás tener en tu gabinete de cocina y en tu botiquín.

cúrcuma

Mascarilla de cúrcuma para el acné

Puedes usar fácilmente esta especia como ingrediente en tratamientos de belleza caseros. Esta mascarilla de cúrcuma para el acné que mejora la piel es una excelente manera de obtener los efectos calmantes de la cúrcuma de forma regular.

Además de la cúrcuma, la piel inflamada y el acné pueden tratarse con los efectos antisépticos y antibacterianos naturales de la miel. Mientras tanto, el vinagre de sidra de manzana tonifica la piel y proporciona una dosis de bacterias beneficiosas.

  • Vinagre de sidra de manzana
  • ½ Cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 Cucharada de miel pura orgánica
  • Leche, opcional

Aplica vinagre en una bola de algodón y pasa por toda la piel. Espera unos 5 minutos antes de aplicar la mascarilla.

Mezcla el polvo de cúrcuma con la miel. Usa tus manos limpias para aplicar la mascarilla, evitando el área de los ojos. Deja reposar durante 15 a 20 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Si el polvo de cúrcuma deja un tinte amarillento en la piel, usa una bola de algodón empapada en leche para cubrir las áreas manchadas. Repite esta mascarilla dos veces por semana.

TE PUEDE INTERESAR: FORMAS FÁCILES Y RÁPIDAS DE REDUCIR LOS POROS, SEGÚN EXPERTOS

Los beneficios para la salud

El principal compuesto se llama curcumina, un potente antioxidante que contiene potentes efectos antiinflamatorios que ayudan a la piel a protegerse de las toxinas que acechan en el medio ambiente y contrarrestan las moléculas que contribuyen al deterioro de la salud del cuerpo, llamadas radicales libres. De hecho, la investigación ha vinculado los niveles más bajos de inflamación con un riesgo reducido de enfermedades potencialmente mortales como enfermedades cardíacas, Alzheimer, diabetes e incluso cáncer.

También se ha demostrado que la curcumina mejora tanto la memoria como el estado de ánimo. Un estudio publicado en la revista Phytotherapy Research encontró que los suplementos de curcumina pueden ser tan efectivos como tomar un antidepresivo.

cúrcuma

Batido de cúrcuma para piel radiante

Este batido combina agua de coco hidratante con piña y cúrcuma para un despertar saludable y feliz por la mañana.

  • 1 Taza de piña congelada
  • 1 Taza de agua de coco
  • 1 Pulgada de jengibre fresco
  • ¼ Cucharadita de cúrcuma en polvo

Combina todos los ingredientes en una licuadora y mezcla. Sirve inmediatamente, cubierto con un chorrito de lima.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post