Todos los días nos bombardean con temas y consejos de vida no solicitados en pegatinas de parachoques y publicaciones de Instagram como «no puedes amar a otra persona hasta que primero te ames a ti misma» o «la felicidad viene de dentro». Todo esto parecía exactamente eso: clichés y consejos de vida no solicitados, hasta que entendí que tener pareja no te hará feliz, en cambio, otras cosas sí.

Porque la buena noticia es que la verdadera plenitud ocurre internamente, así que no necesitas encontrar el amor para amar tu vida. He aquí por qué:

Tener pareja no te hará feliz

A menudo, queremos tener relaciones para sentirnos mejor con nosotras mismas y esperamos solucionar nuestras inseguridades obteniendo la validación de otra persona. Sin embargo, pensar que eres adorable siempre que te quieran es una falsa sensación de seguridad. Es un cuento tan viejo como el tiempo, el tópico de todos los tópicos: aceptamos el amor que creemos merecer. En otras palabras, atraemos a la gente en función de cómo nos sentimos con nosotras mismas.

Incluso si encuentras a alguien que resulta ser maravilloso, eso no cambiará lo que sientes por ti misma. No te sentirás mágicamente más guapa o mejor en tu trabajo porque tengas una pareja. La baja autoestima no desaparece porque hayas cambiado tu estado sentimental en Facebook.

Depender de tu pareja para ser feliz puede causar una relación tóxica

No me malinterpretes: te mereces a alguien que quiera ocuparse de tu felicidad de forma intencionada y constante. Pero sentirte bien cuando estás con tu pareja y depender de tu pareja para sentirte bien son dos cosas distintas; sentirte feliz en tu relación significa que estás compartiendo amor mientras que depender de tu relación para ser feliz significa que estás exigiendo amor.

Ninguna persona puede proporcionarte todo lo que necesitas para ser feliz, y esperar que lo haga puede dar lugar a presiones, comportamientos controladores, celos, inseguridad, etc. El amor debe aportar felicidad, pero tu salud mental no debe depender de él. Buscar el apoyo y el amor mutuos en tu relación en lugar de la dependencia liberará a tu pareja de la responsabilidad injusta y la presión tóxica.

Es más probable que te desarrolles y crezcas como individuo si estás soltera

Las personas solteras tienen una mayor autodeterminación y son más propensas a experimentar una sensación de crecimiento y desarrollo continuo como persona.

¿Conoces a ese amigo que estudió Derecho o viajó de mochilero por Europa tras una mala ruptura? No se trata simplemente de una crisis emocional (aunque puede que eso forme parte de ella); se debe a que no tener que pensar en otra persona te devuelve a la realidad de lo que quieres. Por supuesto, puedes seguir desarrollándote y creciendo como persona, independientemente de con quién estés o de la etapa de la vida en la que te encuentres (para tu información: una relación tampoco impide necesariamente el desarrollo personal. De hecho, la correcta debería ayudarte a crecer), pero ten por seguro que si estás soltera, ahora es el momento de centrarte en los objetivos que quieres para tu carrera, tu salud y tu vida, antes de que otra persona y sus planes entren en escena.

Las relaciones no llenan vacíos

A veces ansiamos tener relaciones para intentar llenar ciertos vacíos o distraernos de emociones difíciles. Si estás saliendo con alguien porque te sientes solo, una relación no te hará sentir más «completa» (e incluso podría hacerte sentir peor). Ésta es la verdad: la soledad y la infelicidad no desaparecen con distracciones, y una relación no es la solución para arreglar los problemas que has tenido en tu pasado. La pareja adecuada no será tu «felices para siempre«; simplemente será tu «más uno» para una vida ya de por sí feliz.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post