Volvemos al cine y esta vez un estreno de verdad. Una saga que lleva décadas enamorando a los más frikis e incorporando poco a poco los que como yo, no se declaran Fans aferrimos, pero sí que espero con ganas esta película. Hablamos de la nueva película de la saga Star Trek. Tengo claro que no es la típica película que veis la mayoría de lectoras de este Blog. Pero os contaré porque sí y porque no deberíais ver esta película.

El primer motivo es que vuestros novios/maridos/amantes estarán agradecidos de ver una película de ciencia ficción de calidad. Pero sobre todo, aquellos seguidores de la saga Big Bang Theory, estarán más que orgullosos. Por fin comenzarán a entender todas las referencias de la serie.

“Piedra-Papel-Tijeras-Lagarto-Spock… Ahora comenzará a tener mayor significado”

Dime de donde vienes y te diré quien eres…

Para aquell@s más especializados en el mundo espacial, seguro que conocerán las bases mucho mejor que yo. SI os he de ser sincero, soy mucho más de la competencia. La saga de George Lucas me tiene robado el corazón, pero ese es otro tema y seguramente alguien me quiera pegar por esas declaraciones.

La saga tiene unas bases muy profundas y un universo más extenso incluso de lo que podemos imaginar. Todo empezó con una serie combinada con diferentes películas que no analizaremos por que seguro que no os interesa.

Nos encontramos en la tercera película de una trilogía que comenzó el conocidísimo J.J. Abrahams. Él fue capaz de revivir la saga de Star Trek de la manera más digna posible. Y ahí es donde yo conocí esta extensa saga.

De las 2 películas previas, os recomendaría ver encarecidamente la segunda. Es una gran obra, entretenida y una gran introducción tanto para la saga, como  para los personajes que protagonizan esta tercera parte. Y por supuesto, nada tiene que ver que sea un amante incondicional de nuestro gran Benedict Cumberbatch.

“Soy el mejor actor del momento, y vale ver la segunda Película solo por mi”

Banda Sonora (****1/2)

Como sabéis es uno de los aspectos que más amo de una película y he de reconocer que esta me dejó realmente parado. Michael Giacchino acaba realizando una obra de esas que pagaría solo por entrar al cine con los ojos cerrados. Es capaz de transformar las clásicas bases de la serie y de las antiguas películas en unas canciones que acompañan sin desentonar en todo momento. Y creédme en un momento donde la música ha pasado a quinto plano, se agradece que el acompañamiento sea tan, tan positivo. He de reconocer que con sus últimos trabajos Giacchino ha sido capaz de situarse en mi equipo de titulares de maestros de la batuta. Gracias.

Os dejo la base principal, la clave, la esencia de la banda sonora y del acompañamiento durante toda la película. Quiero que os acompañe durante todo el artículo.

 Argumento (***1/2)

Tal vez uno de los puntos que ha perdido intensidad respecto a la anterior entrega. Pero teniendo en cuenta las películas mal escritas que llevamos este verano (ehem ehem suicide squad), para mí se acaba definiendo como un producto más que interesante. Una historia de traiciones, un malo malísimo (aunque ni se acerca a Benedict) y equilibrio. Sí, equilibrio, ¿Porqué? Porque sin duda, veníamos de películas con tremendas montañas rusas argumentales y por fin Justin Lin, conocidísimo por Fast & Furius, es capaz de no caer en la trampa. Eso sí, hay momentos de la película que ya aviso, tienes que realizar ciertos saltos de fe y creer lo que está pasando.

Left to right: Zachary Quinto plays Spock, Sofia Boutella plays Jaylah and Karl Urban plays Bones in Star Trek Beyond from Paramount Pictures, Skydance, Bad Robot, Sneaky Shark and Perfect Storm Entertainment

Personajes y su reparto (****)

Sin duda, otro de las claves de las nuevas películas de Star Trek. Sus actores, TODOS, están realmente integrados en el universo y todos se lo creen y mucho. Esto es más importante de lo que parece, ya que esta química, aunque la acción de la película disminuya, es capaz de mantenerte con una sonrisa en la boca y ante todo querer más de una saga que estaba más que acabada.

Empezamos por el protagonistísimo (toma palabra nueva) Chris Pine, nuestro capitán Kirk. Repasando en mi cabeza está claro que ha salido una partida de Chris que lo está petando: Evans, Hemsworth, Patt, Pine… Está claro que si queréis que vuestro hijo triunfe como actor, ya sabéis como se debe llamar. Cada vez Pine se encuentra más maduro, y lo transmite correctamente en pantalla. EL personaje divertido de las otras entregas ha pasado a un hombre más racional. Y Pine lo sabe y Pine lo transmite. Esta vez el peso argumental no recae tanto en sus espaldas ya que parece que la cinta ha sabido derivar mejor su estructura. Actuación más que correcta.

Nuestro Spock, Zachary Quinto, no se que tiene en su rostro, pero transmite perfecto la base de Nimoy, el Spock original. Se ha ido deshinchando en la trilogía, peor más que por su actuación, por el rol de su personaje en la historia. Ha pasado de ser un coprotagonista a ser más bien un secundario. Estoy deseando ver a este actor en mayores papeles, creo que los puede bordar.

“Me ha costado ,pero he conseguido un gif con prácticamente todo el reparto”

Los secundarios de altura

El malo malísimo, Idris Elba, un gran maquillaje, mejor persona. Su personaje está bastante bien trazado aunque a mi parecer carece de una chispa que me llame más la atención. Al igual que la película, va totalmente in crescendo.

Comentaremos ahora el resto de los secundarios por orden de simpatía conmigo. Lo sé, totalmente objetivo. Karl Urban ha crecido a consecuencia de la baja de Spock, a mi parecer. Ha ido tomando cada vez más carisma en el personaje y nos ha sacado más sonrisas que en el resto de películas. Es un buen actor con un gran feeling con el público pero no acaba de despegar en sus proyectos. También deseo continuar viéndolo. Simon Pegg, me tiene el corazón robado y borda una actuación como Montgomery Scotty haciendo muy bien de él mismo. Zoe Saldana, bastante por debajo del resto de películas también por su personaje. Con ella preparar el paracaídas por que tendréis que dar más de un salto de fe en el argumento. El fallecido Anton Yelchin con un buen potencial. Una lástima, descansa.

La nueva incorporación Sofía Boutella, también hace trampas. Me tiene el corazón robado desde Kingsman (increíble película) y realiza un personaje que debajo del increíble maquillaje, tiene una historia creíble y el carisma suficiente como para desear verla en siguientes películas de Star Trek.

“La nueva incorporación en la piel (o el maquillaje) de Sofia”

Fotografía (***)

Seré breve. Una fotografía correcta. Se nota el cambio de director, pero tampoco para mal. Echamos de menos los reflejos clásicos de J.J. Pero al igual que la película va mejorando.  Gana más estabilidad en los planos y cada vez narra mejor la historia. Mantiene bastante bien el pulso en las peleas, que se agradece. Lo único que sobra son los planos en movimiento para presentar escenarios o objetos grandes. Marean levemente. Aunque diciendo ésto parezco un abuelo cascarrabias. En definitiva la cámara en Star Trek se mantiene donde debe y aguanta el tipo de un grande como J.J.

star-trek-beyond-trailer-poster

Conclusión: Star Trek. Una aventura más allá de la media.

Se agradece algo divertido, palomitero, entretenido. Bien hecho en definitiva. Todavía queda en el ambiente este calor de agosto que nos invita a entrar al cine y sin duda os recomiendo entrar a las salas y disfrutar con la patrulla galáctica de Star Trek. Os prometo que no os aburriréis y si me equivoco os dejo que me estiréis las orejas y me las dejáis como el mismísimo Spock

Nos vemos pronto. Portaros bien y recordad…

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post