La flacidez abdominal no es más que la acumulación de grasa o piel en el área abdominal. Es más común en hombres, ya que a medida que las mujeres producen una hormona, el estrógeno, que hace que la grasa se acumule en los muslos y las caderas, la testosterona masculina provoca que la grasa se centre en la región abdominal, donde los músculos son menos firmes. De todos modos, la flacidez abdominal preocupa a ambos sexos por igual.

Causas de flacidez abdominal

 La causa principal de la aparición de flacidez abdominal  es la pérdida repentina de peso. Aunque la inactividad física, la mala nutrición, el cambio en el metabolismo asociado a la edad y el  posparto también son causas muy comunes y comunes.

¿Cómo combatir la flacidez abdominal? 

La flacidez abdominal debe combatirse desde tres ángulos diferentes simultáneamente para obtener resultados:

  1. Dieta

Tenga en cuenta que una dieta deficiente es una causa importante de flacidez abdominal. Y no nos referimos solo a la ingesta de demasiada grasa o azúcar, sino a dietas que causan una pérdida de peso rápida. Estas dietas en realidad le hacen perder agua y luego masa muscular, por lo que no se gana peso como músculo, sino como agua y grasa, lo que causa flacidez incluso en personas “delgadas”. Por lo tanto, no tomará ninguna medida adicional si no comienza con una dieta saludable.

  1. Ejercicio

La flacidez abdominal no se puede quemar con el ejercicio, pero puede tonificar los músculos y reducir la grasa del vientre.
Para esto, recomendamos dos tipos diferentes de ejercicios:
– Específico: por ejemplo, una tabla abdominal.

Haga varios juegos de 30 segundos al día para comenzar, dejando la espalda recta, los ojos delante de las manos y la cadera sin hundirse. Como se muestra en la imagen.

– General: como caminar o andar en bicicleta. Además de yoga o pilates también mejoran el fortalecimiento de la zona abdominal (núcleo) ya que implica la fuerza central para muchos de los ejercicios y poses.

  1. Nutrición de la piel

Es necesario nutrir la piel desde el interior tomando alimentos ricos en agua como frutas y verduras y grasas saludables de aguacates, nueces y semillas, que ayudan a la firmeza de la piel y la hacen parecer más joven.

Y desde el exterior, usando lociones reafirmantes que no solo ayudan a eliminar la flacidez, sino que también hidratan y aumentan la flexibilidad de la piel. La aplicación habitual de estos productos para la piel firme en áreas problemáticas, ayuda a tensar la piel y mejorar su elasticidad. Busque productos que contengan ingredientes esenciales como colágeno, manteca de cacao, manteca de karité y vitaminas A, C, E y D.

Como veis no es nada difícil encontrar una solución para la flacidez abdominal. Solo hay que ser constantes.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post