¿Quién no quiere tener una piel brillante? A todo el mundo le gusta mimarse y hacer algunas cosas sólo para sí mismo. E incluir cosas en la rutina nocturna para cuidar la piel es algo que la mayoría de las mujeres disfrutan. Sin embargo, nuestro ajetreado estilo de vida y nuestra agenda no siempre nos lo permiten.

Rutina nocturna para cuidar la piel

Por eso, en este artículo te explicaremos algunas cosas básicas que puedes hacer cada día en tu rutina nocturna para cuidar la piel. Créenos, basta con unos pocos momentos de mimo para conseguir una piel estupenda.

La piel de tu rostro necesita más cuidados que la de la mayoría de las partes. Piénsalo, la mayoría de las partes de tu cuerpo permanecen cubiertas con mayor frecuencia, y así la piel está protegida. Aquí la piel se estropea más. Por eso hay que cuidarla más. Así que aquí tienes algunas cosas para cuidar la piel de tu cara antes de dormir. Te aseguramos que tu piel te lo agradecerá brillando.

Retira el maquillaje antes de dormir

Esto es lo más importante para tener una piel sana. Cuando duermes, la piel, como el resto del cuerpo, se desintoxica y se limpia. Para ello, los poros tienen que abrirse y dejar salir las toxinas. Así que si duermes con el maquillaje puesto, tus poros permanecerán obstruidos y las toxinas y desechos no se eliminarán correctamente. ¿El resultado? Todo ello se acumula bajo tu piel y te provoca los enemigos de la piel: ¡los brotes y el acné!

Una vez que te hayas desmaquillado, lávate la cara

Puedes utilizar un limpiador facial especial para el tipo de piel o el problema al que te enfrentas. Un simple lavado de cara con una limpieza suave es suficiente para la mayoría de las personas. Una vez lavada, aplica un poco de tónico. Basta con poner un poco en un algodón y aplicarlo por todo el rostro. El tónico es importante porque equilibra el nivel de pH de la piel.

Crema de ojos

Dicen que «los ojos son las ventanas del alma». Además, el contorno de ojos es aún más delicado. La mejor manera de cuidar esta piel es tratándola con crema de ojos antes de dormir. La crema de ojos previene las arrugas e hidrata esta piel.

Ata tus mechones

Lo sé, ¡el pelo abierto es mucho más bonito! Pero tu cabello produce su propia cuota de aceites. Además, a lo largo del día y del tiempo entre lavados, tu pelo puede acumular bastante suciedad. Mantén esta suciedad y grasa lejos de tu piel limpia y sana, realizando este pequeño paso. Si mantienes tus cabellos atados mientras duermes, también evitarás que se enreden y tu cabello será más manejable por las mañanas.

¿Y otras partes?

No, no nos olvidamos del resto de tu piel. Las otras partes del cuerpo donde la piel sufre la máxima exposición y necesita mimos es la piel de tus manos y pies. Así que esto es lo que debes hacer.

Manos

Antes de dormir, lávate las manos con agua tibia y un jabón suave. Una vez que te hayas secado las manos, aplícate una crema de manos. Esto mantendrá tus manos hidratadas y te dejará las manos súper suaves. Asegúrate de que la crema de manos que utilices no sea demasiado grasa.

Pies

Hidrata tus pies. Ya sea cuando te duches o incluso con un simple lavado, limpia tus pies antes de dormir. Utiliza agua ligeramente tibia y sécalos con una toalla. Una vez secos, hidrátalos con una loción. Si es posible, utiliza vaselina, ya que no hay nada mejor para combatir la sequedad.

LEER MÁS: Consejos para una piel mejor de la noche a la mañana (literalmente)

La parte más importante de un régimen de belleza a la hora de dormir es dormir bien. Puedes utilizar cualquier cantidad de productos de belleza, remedios caseros o cualquier régimen de cuidado de la piel. Nada de eso servirá de nada si tu cuerpo no descansa lo suficiente. Si no duermes lo suficiente, tendrás que luchar contra las bolsas de los ojos y las ojeras. Así que asegúrate de dormir entre siete y nueve horas para decir adiós a los problemas de tu piel.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post