Hasta hace bien poco yo pensaba que tenía el pelo hidratado, liso, brillante, suave y todo eso que nos encanta pensar de nuestra melena. Pero ya os digo yo que no era así… Se me olvidaba todo el maltrato al que he sometido a mi pelo en los últimos meses. Dos tintes rojos, una decoloración muy severa para eliminarlo, un tinte para matizar el color rubio, y todo eso sin un solo corte. Si a eso añadimos las planchas, tenacillas, etc, os podéis imaginar… Pero ninguno pensamos que necesitamos una rutina capilar hidratante.

Fui a una peluquería a preguntar por una especie de moldeador de ondas surferas que dura dos meses. Y me dijeron que antes de eso tendría que rehidratar mi cabello. Así es que pregunté y me puse manos a la obra. Tras un mes el resultado es asombroso y ahora si que entiendo lo que es un pelo hidratado, liso y brillante. Así es que he querido compartir con todos vosotros los pasos sencillos que he dado, porque creerme que es sencillo y barato.

Primer paso: champú

Este es el que más productos estoy intercalando pero no para hidratar sino para mantener un poco a raya la producción de grasa de mi cuero cabelludo y el color grisáceo de mi rubio en vez de un amarillo pollo. Así es que os voy a decir productos de hidratación primero y después los extras.

El primero y más importante. Champú Tahe Oleo & Control. Se trata de un champú revitalizante que forma parte de un tratamiento. Aporta fluidez, nutrición y revitalización. Yo solamente me lo aplico una vez y me es suficiente. El olor además es impresionantemente fresco y a mi me enamora. 

Champú Godiva de Lush. Como ya sabéis esta marca no testa en animales, está libre de sulfatos y todos sus productos están compuestos mayormente por productos naturales. Este en particular es muy hidratante debido a los aceites que contiene. Además cada vez que lo uséis olerá toda la casa a jazmín. 

Champú Seanik de Lush combinado con el Jumping Juniper. El Seanik es un cahmpú rico en sales y cítricos por lo que elimina la grasa del curo cabelludo en una pasada. Es alucinante el resultado que se alcanza con esta pastillita. El problema… reseca. Combinado con el Jumping Juniper hacen un trabajo estupendo. Este champú rico en Lavanda regula la producción de sebo y grasa en todo el pelo. Combinados conseguimos limpiar la melena, pero también eliminar la grasa del interior. 

Radiance Champú de Tahe. Este champú morado me ha dejado totalmente impresionada. Desde que me hice la decoloración mi obsesión continua era mantener el tono grisáceo de mi rubio y evitar el anaranjado. Para eso era preciso encontrar un champú con pigmentación morada para poder combatir el tono naranja o rojizo. Este ha sido sin duda el descubrimiento capilar del año.

Los resultados son mejores de lo que imaginaba. Mi pelo ha pasado de rubio a grisáceo, a un rubio ceniza precioso y sin necesidad tintes. No reseca y simplemente hace falta una ligera lavada una vez a la semana. El tono permanece sin problema hasta el próximo lavado. Yo intento mantenerlo unos tres minutos antes de enjuagar, pero a veces también me lo quito al momento y el resultado es prácticamente el mismo.

Segundo paso: Mascarilla hidratante

Mascarilla Oleo & Control de Tahe. Muchas veces nos saltamos este paso por el tiempo que perdemos o simplemente porque nos da mucha, pero mucha pereza esperar a que haga efecto. Pero esta tarda solamente tres minutos y deja el pelo suave y manejable. Regenera el cabello dañado, nutre en profundidad y fija. Lo hace desde la raíz hasta las puntas evitando así que estas se dañen y aparezcan abiertas en pocos meses. Aviso, es importante enjuagar correctamente todo el pelo, si no lo hacéis el pelo queda bastante pastoso. 

Tercer paso: Sérum hidratante

Esto muchas ni nos lo planteábamos, de hecho yo no le daba ninguna importancia. Pero hay dos productos que me han robado el corazón.

Spray de acabado Oleo & Control de Tahe. Si, ya lo sé, es la gama completa Oleo & Control. Yo no tenía ninguna esperanza pero es que lo tenéis que probar. Se aplica un capa pulverizada en el pelo húmedo, sin ningún tipo de aclarado después. Notaréis que hace un poco de acondicionador ya que elimina gran parte de los nudos que podamos tener y deja el pelo increíblemente suave. 

Serum del Árbol del Té de CHI. Es un bote muy chiquitín pero os aseguro que da para mucho. Yo llevo usándolo meses en cada lavado y todavía no se me ha agotado. Es un aceite que se aplica en las puntas tras el secado y no apelmaza el pelo ni lo ensucia. Por favor os lo pido. Si hacéis un pedido a Amazón, dadle al enlace y gastaros 2€ en probar este sérum hidratante y luego me contáis qué tal os ha funcionado. 

Madre mía qué rollazo os acabo de meter en un momento. Llevaba muchos meses sin escribir y he de deciros que ya os echaba de menos. Si vais a probar varios productos os recomiendo que hagáis el pedido directamente en la web de Tahe. En caso contrario Amazon es la mejor opción al ahorraros los gastos de transporte. En algunas peluquerías también podéis encontrar los productos de la marca.

Si lo probáis contadme cositas sobre cómo os ha funcionado esta rutina capilar hidratante. Espero que nos leamos muy pronto.

Un besazo!

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post