Relajarse con la ayuda de un centro de masajes es una opción valedera si buscas tranquilidad física y mental. La terapia de masaje es un enfoque de tratamiento que está creciendo en demanda y popularidad. Una vez se consideró un enfoque alternativo e incluso secundario, pero ahora se está volviendo mucho más convencional. Más importante aún, ahora que la terapia de masaje se considera una opción de tratamiento convencional, la existencia de centros especializados va en expansión.

El detalle es saber elegir el mejor. Como consejo, te decimos que una búsqueda en línea es una alternativa; así, puedes descubrir los servicios que brindan, verificar experiencia y descubir la cercanía a tu residencia. Tal es el caso del centro de masajes relajantes www.orientalharmony.com, especializado en una amplia gama de técnicas Occidentales y Orientales como quiromasajes y métodos relajantes.

Relajarse con la ayuda de un centro de masajes

Ahora, te preguntarás por qué relajarse con la ayuda de un centro de masajes es lo que necesitas. Esta forma de terapia incluye técnicas prácticas para aumentar la circulación, aliviar la tensión, reducir el estrés, aliviar la ansiedad, mejorar el sueño y promover la relajación en todo el cuerpo, así como muchos otros beneficios. Las áreas de los tejidos blandos del cuerpo incluyen los músculos, tendones, tejido conectivo, etc. Si alguien está tenso y necesita liberarse, o se lesionó y tiene daño extenso en los músculos y/o nervios que afecta a su cuerpo, la terapia de masaje podría merece la pena explorar.

Para exterminar cualquier ápice de duda sobre por qué deberías buscar la ayuda de un centro de masajes, te contamos más a fondo sobre sus beneficios:

Es relajante

Cuando el cuerpo está tenso y bajo estrés, produce niveles no saludables de la conocida hormona del estrés, el cortisol, que puede contribuir al aumento de peso, el insomnio, los problemas digestivos y los dolores de cabeza.

Se ha demostrado que la terapia de masaje disminuye los niveles de cortisol en el cuerpo. Esto permite al cuerpo entrar en un modo de recuperación. Además, esta forma de terapia también provoca sentimientos duraderos de relajación, mejora del estado de ánimo y reducción de los niveles de estrés.

Reduce el estrés

La terapia de masaje no solo puede ayudar a aliviar el estrés, sino que las sesiones regulares de masaje durante un período prolongado pueden aumentar los niveles de energía, reducir el dolor y estimular a las personas tanto a nivel físico como emocional.

Puede ayudar a disminuir la presión arterial

Se ha encontrado que las sesiones regulares de terapia de masaje reducen los niveles de presión arterial. De hecho, algunos estudios a largo plazo han demostrado que un programa de masaje consistente puede reducir la presión arterial tanto sistólica (número superior) como diastólica (número inferior). Por otra parte, también puede reducir los niveles de cortisol en el cuerpo.

Además, las sesiones de masaje constante también pueden reducir las fuentes de ansiedad, hostilidad, tensión y depresión. A su vez, los niveles más bajos de presión arterial también pueden reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia renal, así como muchos otros problemas de salud.

Promueve la relajación muscular

El objetivo de la terapia de masaje es dirigirse a la fuente del dolor del cuerpo mediante la eliminación de los músculos tensos, el aumento de la flexibilidad y la relajación de los músculos afectados, así como del cuerpo en general. El masaje también promueve la circulación en los músculos afectados o lesionados, lo que aumenta los nutrientes y el oxígeno en los tejidos dañados.

A su vez, este aumento de la actividad en los sitios afectados reduce la rigidez y el edema (hinchazón) en los músculos y las articulaciones, además de aumentar la flexibilidad para ayudar a reducir el dolor. Además, esta forma de terapia también libera endorfinas (hormonas analgésicas), que aumentan los niveles de dopamina y serotonina en el cuerpo. Estas hormonas ayudan al cuerpo de muchas maneras, tanto física como emocionalmente. Por ejemplo, promueven la curación, el manejo del dolor y los sentimientos de euforia, además de ayudar a calmar los nervios.

Puede ayudar a mejorar la circulación

No se deben subestimar los beneficios a largo plazo de la terapia de masaje. La mejora en la circulación es parte de un efecto de bola de nieve que se produce en el cuerpo como resultado de recibir una terapia de masaje regular de manera constante.

Además, el masaje también promueve una mejor circulación mediante el uso de la presión práctica, que mueve la sangre a través de las áreas dañadas y congestionadas del cuerpo. A su vez, la liberación de esta misma presión hace que la sangre nueva fluya hacia los tejidos. Además, la acción de apretar, torcer y tirar de la técnica de masaje también elimina el ácido láctico de los tejidos musculares. Como resultado, esta acción mejora la circulación del líquido linfático, que lleva los productos de desecho metabólico lejos de los órganos y músculos internos. A su vez, esto resulta en niveles más bajos de presión arterial y mejora la función general del cuerpo.

Puede ayudar a mejorar la postura

Muchos experimentan dolor de espalda, cuello y músculos a partir de diversas fuentes. Sin embargo, la causa principal de este dolor se debe a una mala postura. Además, el sobrepeso, la mala postura y los movimientos repetitivos o por uso excesivo también pueden contribuir a la tensión en la espalda y otras áreas de problemas potenciales. Como resultado, la tensión adicional a menudo causa espasmos, dolor y músculos tensos en las caderas, glúteos, espalda, cuello y piernas.

La terapia de masaje puede ayudar a que el cuerpo vuelva a estar correctamente alineado. De hecho, mejorar la postura de uno puede ser uno de los aspectos más beneficiosos y relajantes de la terapia de masaje. El masaje permite que el cuerpo se relaje y afloje los músculos tensos y doloridos por la mala postura.

A su vez, esto permite que el cuerpo se posicione en su postura orgánica y sin dolor. Como parte de un programa de terapia de masaje consistente, los músculos del cuerpo se relajan. Además, las uniones tienen mayor libertad, flexibilidad, rango de movimiento y se alivian los puntos de presión. Como resultado, el cuerpo es capaz de posicionarse en una postura orgánica y saludable. En resumen, la terapia de masaje ayuda a corregir las posiciones y movimientos desarrollados a lo largo del tiempo como reacción al dolor.

Puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo

Las sesiones regulares de masaje proporcionan muchos beneficios al cuerpo humano. Es un hecho bien conocido que las personas que experimentan altos niveles de estrés son más vulnerables a las enfermedades y lesiones. Cuando el estrés se combina con trastornos del sueño y mala nutrición, el impacto se dirige al sistema inmunológico del cuerpo. Su capacidad para protegerse naturalmente contra infecciones, patógenos y bacterias se reduce considerablemente. Algunos pueden preguntarse cómo la terapia de masaje beneficia al sistema inmunológico.

Los estudios han indicado que las sesiones regulares de masaje no solo ayudan a reducir el estrés, sino que también pueden aumentar la capacidad citotóxica del sistema inmunológico (nivel de actividad de las “células asesinas” naturales del cuerpo) y mejoran la capacidad del cuerpo para brindar nutrición. Además, la terapia de masaje puede ser una gran adición a cualquier programa de ejercicios.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post