Después de graduarme, me di cuenta de que había pasado los últimos cuatro años de la universidad ordenando comida rápida unos tres días a la semana (¿por qué?). ¿Los otros días? Casi siempre huevos revueltos. Hasta que estás recetas fáciles llegaron a mi vida.

Me doy cuenta de que no todos son tan incompetentes como yo, pero en mi escapada a ser una verdadera adulta trabajadora que hace cosas de adultos, ya no acepto mi identidad como la peor cocinera del mundo. Hay algunas cosas que simplemente necesitaba aprender a cocinar, y cocinar bien, para sobrevivir. Ya no quería aceptar el pollo seco y asqueroso como mi principal fuente de nutrición: si iba a cocinar algo, tenía que aprender a hacerlo comestible.

Una de las mayores conmociones de la edad adulta para mí llegó hace unos tres meses, cuando me enteré de que hay más de una forma de hacer huevos revueltos y cuando usas diferentes métodos, ¡tienen un sabor totalmente diferente! ¡¿Como no lo descubrí antes?!

Recetas fáciles que debes intentar en tus 20

A continuación, se encuentran los cinco alimentos que he encontrado más valiosos para dominar la cocina. Ser un adulto no es fácil, pero este es un paso en la dirección correcta.


Pollo en salsa

Todos pueden tirar una pechuga de pollo en una sartén y cocinarla, pero ¿saben cómo cocinarla  bien? Dominar el pollo para cocinar es un cambio de juego: una vez que lo haces bien, puedes agregar aderezos para mezclarlo y convertirlo en una comida completa. Dile adiós a la pechuga de pollo seca y sin sabor que debe sofocar y solo recurre a ella en circunstancias desesperadas, y pruebe nuestra receta favorita.

Para mi, la mejor combinación es pollo en salsa de mostaza. Dale una oportunidad a esta suculenta receta


Un aperitivo para llevar

Ahora que estás fuera de la universidad y te estás embarcando en el mundo de la verdadera socialización, ir a fiestas no significa llevar una botella de Shapps de menta, sino que tendrás que llevar un aperitivo a muchos de ellos. Hazte un favor y domina un aperitivo para llevar que puedes llevar a fiestas, barbacoas en el patio y noches de chicas por igual.

¿Qué tal si pones el toque delicioso y extranjero con unas suculentas raclettes al estilo suizo?


Una receta con queso

Esto suena tonto, mi perro probablemente podría inventar algo mejor que yo al momento de cocinar, pero escúchame: he pasado toda mi vida agregando queso a todo lo que cocino hasta que descubrí una receta donde el queso, es de hecho, el pilar del platillo. Es el delicioso Taritiflette de queso, bacon y patatas.


Una receta de pasta

Después de un largo día de trabajo, la posibilidad de que yo prepare una comida elaborada es del cero por ciento. Si no he preparado las comidas, lo más probable es que esté comiendo cereal. Tener una receta de pasta es ideal para estas situaciones. Ten los pocos ingredientes almacenados en tu despensa y cocina en lugar de pedir comida china nuevamente. Condiméntalo cada vez que lo hagas usando diferentes ingredientes y averiguando cuáles son tus favoritos.

¿Qué tal intentar hacer una auténtica fideuá?


Una receta de cocción lenta

Mi mayor logro en la edad adulta ha sido encontrar algunas recetas de cocción lenta y otras instantáneas que puedo compartir el domingo y almorzar durante la semana. Tengo dos favoritos y guardo los ingredientes en mi casa cuando necesito recurrir a ellos, y me ha resultado útil una y otra vez. Encuentra tu favorito. El carpaccio de calabacín tiene toda la pinta de ser esa receta, incluso si eres vegano.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post