Esta receta de crepas francesas es sorprendentemente fácil de hacer usando una simple batidora y una sartén antiadherente. ¡Pueden ser dulces o saladas, según tu preferencia!

Para un plato que parece tan elegante, los crepas son sorprendentemente fáciles de hacer en casa. Después de todo, son panqueques finas, pero ¡qué panqueques!

 

Preguntas claves

¿Las crepas son realmente francesas?

Los antiguos orígenes de las crepas se encuentran en Bretaña, en la costa de Francia, donde su popularidad se extendió para convertirlas en uno de los platos nacionales más queridos de la actualidad. Las crepas pueden ser dulces o salados con muchas opciones de relleno para cualquiera.

Cómo hacer masa de crepa desde cero

Bate la mezcla suave de huevos, harina y leche en una licuadora para obtener mejores resultados. La masa debe tener la consistencia de una crema espesa cuando comiences a cocinar las crepes. Si se espesa demasiado mientras se sienta, simplemente agrega un poco más de leche.

Qué tipo de sartén usar para crepes

Para obtener los mejores resultados al hacer crepes, usa una sartén antiadherente de 8 a 9 pulgadas. Una sartén de acero inoxidable puede presentar problemas de adherencia a menos que esté muy bien sazonada. Una sartén de hierro fundido sazonada puede funcionar, pero es pesada y difícil de manipular rápidamente.

¡Cómo hacer crepes francesas en 5 pasos!

La técnica para hacer crepes es simple:

  1. Calienta la sartén a fuego medio-alto y frótala con mantequilla del extremo de un palo (para agregar sabor y color).
  2. Vierte aproximadamente 1/3 de taza de la mezcla en la sartén, luego levanta inmediatamente la sartén e inclínala para extender la masa sobre el fondo de la sartén.
  3. Regresa la sartén al fuego durante uno o dos minutos, o solo hasta que la parte inferior de la crepa se dore y la superficie superior se vea firme.
  4. Desliza una espátula de goma alrededor del borde de la sartén para aflojar la crepe y voltéala hacia el otro lado usando tus dedos o la espátula.
  5. Otros 30 segundos y tu crepa estará lista.

A medida que se cocina cada crepa, apílala en un plato con las demás. ¡Sigue cocinando hasta que se use la masa, luego coma!

Cómo almacenar las crepas

Las crepas cocidas y refrigeradas también se pueden cubrir con envoltura de plástico y refrigerar hasta por una semana. Vuelve a calentarlos en el horno o en una sartén caliente antes de llenarlos y servirlos.

Qué tipo de relleno utilizas

Ahora viene la parte divertida: ¡el relleno!

Calientes de la sartén, los crepes dulces se pueden untar simplemente con mantequilla y espolvorear con azúcar y jugo de limón. O bien, podrías untarlos con tu mermelada favorita y enrollarlos para una merienda rápida o un desayuno.

RELACIONADO: Receta de budín de pan.

Algunas ideas más dulces de relleno decadente incluyen:

  • Ricota y duraznos endulzados
  • Mascarpone y bayas
  • Nutella
  • Mantequilla de maní o mantequilla de nuez
  • Crema batida y salsa de chocolate
  • Helado de vainilla y nueces confitadas.

Rellena crepas saladas con cualquiera de estas ideas:

  • Jamón y queso
  • Espárragos cocidos y queso
  • Champiñones y chalotes
  • Tocino y huevos
  • Brie y pera
  • Pescado ahumado y papas

 receta de crepas francesas

Receta de crepas francesas

  • Tiempo de preparación: 5 minutos.
  • Tiempo de cocción: 20 minutos.
  • Rendimiento: 6 porciones (alrededor de 12 crepes)

Usa leche entera para obtener el mejor sabor y color.

Para crepes salados , omita el azúcar y la vainilla en la masa.

Ingredientes

  • 3 huevos grandes
  • 2 1/3 tazas de leche
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Pizca de sal
  • 2 1/3 tazas (290 g) de harina
  • Mantequilla para la sartén

Preparación

1

Prepara la masa

En una licuadora, mezcla los huevos, la leche, el azúcar, la vainilla, la sal y la harina durante 7 a 10 segundos, o hasta que la masa esté suave. Verte en un tazón. La masa puede refrigerarse, taparse, hasta por 3 días. Si la masa se espesa demasiado, agrega leche adicional antes de cocinar para diluirla hasta obtener la consistencia de una crema espesa.

2

Calienta y engrasa la sartén

Calienta una sartén antiadherente de 8 o 10 pulgadas o una sartén con crepe bien sazonada a fuego medio hasta que esté caliente. Usando un extremo de una barra de mantequilla, cubre el fondo de la sartén con una fina capa de mantequilla derretida.

3

Comienza a cocinar las crepes

Vierte 1/3 taza de masa en el centro de la sartén. Inmediatamente levanta la sartén e inclina y gira para extender la masa uniformemente sobre el fondo.

Cocina durante 1 a 2 minutos, o hasta que la crepe esté dorada en el fondo.

4

Voltea la crepa

Usa una espátula de goma para aflojar todo el borde de la crepe. Sostén el borde con la punta de los dedos y suavemente, pero rápidamente, voltea la crepe hacia el otro lado (o usa una espátula si eso se siente más cómodo).

5

Cocina por otros 30 segundos, o hasta que la crepe esté dorada en el fondo. Desliza la crepe terminada en un plato.

6

Repite hasta que se use toda la masa, apilando los crepes uno encima del otro en el plato.

7

Ensambla las crepas

Coloca una crepe en un plato y llénela con el relleno que prefieras. Enrolla la crepe o dóblala en cuartos y cubra con coberturas adicionales si lo deseas.

¿Tienes tu propia  receta de crepas francesas? ¡Compártela en los comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post