¿Por qué deberías cultivar tus medicinas y alimentos cuando están tan fácilmente disponible en los supermercados y farmacias? Puede parecer una pregunta extraña en un sitio web dedicado a la jardinería, pero a veces es útil dar un paso atrás y preguntar por qué invertimos tanto tiempo y energía. La respuesta a esa pregunta variará de un jardinero a otro, pero entender las razones puede ayudarnos a enfocarnos en los aspectos más agradables y motivarnos cuando la maleza parece abrumadora.

Por qué deberías cultivar tus medicinas y alimentos

Cultivar tu propia comida e incluso medicina puede ser hasta terapéutico. Todo lo que necesitas es ánimo (y seguro lo tendrás cuando conozcas las ventajas de crear tu cultivo en casa) y las herramientas necesarias. Para ello, recomendamos este grow shop porque además de vender semillas de ciertas plantas beneficiosas, dispone de herramientas para la siempre y además cuentan cuentas con atención cualificada. Sin más, aquí te decimos por qué cultivar tus medicinas y alimentos en casa.

Disminuye gastos

Es natural que muchas personas cultiven sus propios alimentos para poder subsistir o para complementar lo que pueden pagar. La jardinería no solo ahorra en las facturas del supermercado, sino que también es una actividad familiar y de bajo costo.

Como la mayoría de las personas sienten la necesidad de dedicar tiempo a mantener un jardín relativamente ordenado, ¿por qué no hacerlo productivo?

La jardinería es buena para el alma

Mucha gente atribuye a la jardinería el título de terapia. Me inclino a estar de acuerdo, ya que cumple muchos requisitos para nuestra salud mental: aire fresco y ejercicio, lejos del estrés diario del trabajo, expresando nuestra creatividad, un sentido de logro… la lista es interminable.

Salud y sostenibilidad

Los alimentos orgánicos son cada vez más populares, pero la mayoría de las tiendas los tratan como un artículo de lujo que se vende a un precio superior. Poder cultivar alimentos sin pesticidas y comerlos directamente desde el jardín es superior en todos los medios para producir que se bombean llenos de aditivos, se empacan para evitar que se deterioren, se transportan y luego se venden como “frescos”. También se entiende que estamos contribuyendo a la sostenibilidad de nuestro planeta y reconectándonos con las habilidades que ayudaron a las generaciones pasadas a enfrentar los desastres climáticos o económicos.

Las frutas y verduras frescas saben mejor

Desafío a cualquiera que haya probado un tomate fresco o el maíz dulce directamente de la planta para que me diga que el sabor no es un factor en el crecimiento propio. Para algunos será una motivación primordial: los chefs gourmet de todo el mundo ahora tienen sus propios huertos y pueden estar disponibles en el hogar también, seleccionando maravillosas y sabrosas variedades de reliquias para crecer cada año. Para otros, es más bien un beneficio secundario, pero de todos modos agradable. Me gusta cocinar mucho más desde que cultivé la mía, especialmente cuando preparo verduras y hierbas italianas. ¡Con ingredientes frescos de tan buen sabor es difícil cometer errores!

Razones éticas para cultivar tu propia comida

Me gustaría agregar otro ángulo sobre este tema, uno que no siempre está al frente de nuestras mentes, pero creo que muchos de nosotros sentimos inconscientemente. Cada vez más, existe una sospecha de la forma en que nuestras cadenas alimentarias han sido dominadas por compañías cuya principal preocupación son las ganancias de los accionistas. Desde las tiendas de abarrotes hasta las agroindustrias internacionales, los objetivos de la dominación del mercado y los alimentos de conveniencia parecen eliminar la conexión con nuestro planeta, su gente y los animales.

El simple hecho de cultivar nuestros propios vegetales no resuelve esta injusticia, pero sí nos ayuda a reconectarnos con nuestras fuentes de alimentos. Me hace más consciente de los desechos, más cuidadoso al mirar las etiquetas en la tienda de comestibles y del valor de los alimentos orgánicos naturales. Pocos de nosotros tenemos tiempo para crecer en una escala que nos haga autosuficientes, pero aún así vale la pena dar un paso en la dirección correcta.

Como muchos de los que respondieron a esta pregunta, no creo que pueda imaginar no cultivar al menos algo de mi propia comida ahora, se siente como parte de lo que soy.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post