Ávila es un destino perfecto para los madrileños; se trata de una ciudad de Castilla, en el norte de España, a tan solo 120 km de Madrid. Su casco antiguo está rodeado de espectaculares murallas y está inscritaen la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Ávila es casi helada en invierno y muy cálida en verano, especialmente en el extremo superior de la ciudad, cerca de la catedral, que atrapa la brisa nocturna.

Ávila es un destino perfecto para los madrileños…

…En parte, gracias a su cercanía. Y es que si quieres escapar de la rutina urbana por un relajado fin de semana, puedes coger tu mochila, dejar atrás a Madrid y sucumbir en los encantos de Ávila.

Cómo llegar a Ávila

  • En avión. Si tienes un presupuesto desahogado puedes optar por un vuelo.El aeropuerto de Madrid Barajas está a 100 km al sur, con amplias conexiones a nivel nacional, a través de Europa, y con los Estados del Golfo y América.
  • En coche. Puedes recurrir a los coches compartidos; en este caso los pioneros son Es la mayor red social de viajes de larga distancia en coche compartido con más de 5 millones de usuarios en  España. La red social pone en contacto a personas que quieren realizar un trayecto común y coinciden para hacerlo el mismo día.
  • En autobús. En el autobús Madrid Avilla predominan los operados por Jiménez Dorado.  Empresa líder en transporte viajero. También está Autocare, empresa de autobuses para alquiler de autocares y minibuses a empresas y particulares para eventos transfer de empresarios y transportes escolares.
  • En tren.Si deseas viajar por tren, la mejor opción es Renfe. Esta es una entidad pública empresarial que pertenece al Ministerio de Fomento y que se basa en los principios de seguridad, calidad, eficiencia, innovación y rentabilidad.

Qué ver en Ávila

  • Muralla de Ávila. Notablemente completas, estas se construyeron entre los siglos XI y XIV y forman un circuito de 2,5 km alrededor del casco antiguo. Por supuesto, puedes verlas gratis desde el camino circundante.
  • Catedral de Cristo Salvador.Construida principalmente en los siglos XI y XII en estilo románico y gótico, e incrustada en el flanco oriental de las murallas de la ciudad. El exterior es un asunto gris abultado, pero las partes románicas del interior son una “piedra caliza de sangre” sorprendente.
  • Iglesia de Santo Tomé El viejo. Esta iglesia del siglo XIII, justo afuera de las murallas de la ciudad cerca de la catedral, ahora es un museo con artefactos romanos, incluyendo un gran mosaico. Entrada libre.

También puedes visitar las montañas de Gredos, 50 km al suroeste, para practicar senderismo y vida silvestre. Los pueblos históricos aquí incluyen Hoyos del Espino, Piedrahita, Barco de Ávila y Arévalo.

Gastronomía

Ávila ofrece la típica comida castellana, cuyo plato principal es el Chuletón de Ávila . Las yemas de Ávila (o Yemas de Santa Teresa) son un dulce de malta hecho con yemas de huevo.

Los principales grupos de lugares para comer están a lo largo de la Calle de San Segundo, en el flanco este de las murallas, y a través de los carriles de la ciudad vieja hacia la Plaza del Mercado Chico. Puede ser difícil encontrar algo para cenar antes de las 8.30 pm, excepto las tapas.

Dónde hospedarse

  • Parador de Avila. Parador de 4 estrellas en el Palacio del s. XVI dentro de las murallas de la ciudad. Estacionamiento gratuito para huéspedes.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post