Existen diversas técnicas de alisado de cabello, como lo son el planchado, el uso de la keratina, la cera fría, alisado japonés y la cirugía capilar. En esta comparativa veremos de qué van estas técnicas, y cuáles son sus beneficios para ti.

1. Alisado de cabello con plancha

La plancha de cabello ha sido nuestra aliada durante años, y es que es una solución rápida y fácil, con la que no necesitamos ir al salón para obtener un cabello lacio en poco tiempo. Si bien con el lavado se acaba la magia, planchar el cabello se ha convertido en parte de la rutina de belleza de millones de mujeres alrededor del mundo. Hay planchas con diferentes regulaciones de temperatura y fabricadas para diversos tipos de necesidades. Las opciones son muchísimas. ¡Eso sí, no olvides siempre usar un protector de calor!

2. Tratamiento con keratina

El tratamiento con keratina se ha convertido en uno de los preferidos por los estilistas, ya que otorga al cabello una suavidad y brillo descomunales. Además, tiene un efecto de duración prolongada que todas amamos, nos ayuda a despedirnos del frizz por un buen tiempo y nos deja una melena sedosa y manejable. ¿Sabías que nuestro propio cuerpo produce esta proteína? ¡Así es! El problema es que la produce en cantidades muy bajas, es por ello que recurrir a este tratamiento es una gran idea.

alisado de cabello

3. Tratamiento con cera fría

El tratamiento con cera fría es ideal para todo tipo de cabello, y puedes realizarlo en casa. La cera fría da como resultado una cabellera lacia, sedosa y muy brillante (¡Se va tornando más brillante tras cada lavado!). Es igual para aquellas que buscan darle un impulso de brillo a sus cabellos. Advertencia: El olor de los químicos pueden provocar algo de irritación en ojos, nariz y manos, por lo que se recomienda usar cubrebocas y guantes (estos últimos, son estrictamente necesarios).

4. Alisado japonés

Otro tratamiento súper popular entre las amantes del alisado de cabello; el alisado japonés consiste en un tratamiento que deja nuestro cabello lacio por una larga duración de tiempo, ya sean meses, e incluso años (dependiendo de nuestro tipo de pelo). Para aquellas chicas que tienen el cabello rizado y están buscando una solución duradera, es una opción a considerar.

5. Cirugía capilar

¡Tranquila! A pesar de su nombre, la cirugía capilar no involucra bisturíes ni quirófanos. Su nombre, muy posiblemente, se deba a que después de aplicar este maravilloso tratamiento, tu cabello quedará tal como si hubiese pasado por toda una sesión de cirugía plástica. Y es que la cirugía capilar se encarga de alisar el cabello y otorgarle brillo al mismo tiempo. No por nada ha ido ganando cada vez más popularidad.

No solo es estupendo si tienes el cabello rizado, sino que si durante años has venido usando productos químicos que han dejado tu pelo maltratado y seco, la cirugía capilar se encargará de potenciar el brillo de tu melena, ya que ofrece una máxima hidratación. Está hecha a base de vitaminas y colágeno, por lo que, verdaderamente, le da un impulso de juventud y brillo a tu cabellera.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post