En 2013, mientras Jennifer Lawrence promocionaba El lado bueno de las cosas admitió que tras hacerse una radiografía, se dio cuenta que una de sus mamas era más grande que la otra. No te preocupes JLaw, las mamas asimétricas son más comúnes de lo que creemos. Y es que muchas cosas vienen en conjuntos iguales, pero los senos no suelen ser uno de ellos. La asimetría de los senos, cuando los senos varían en tamaño, forma o posición, es muy común.

¿Podríamos considerar que es normal tener mamas asimétricas?

Se considera normal cuando incluso los senos completamente desarrollados no tienen el mismo tamaño. Lo más probable es que la diferencia se deba a variaciones normales de crecimiento que son impulsadas genéticamente. Eso significa que si tu madre o abuela tenían senos asimétricos, es probable que tú también los tengas.

La asimetría mamaria a menudo se nota ya en la pubertad. En la adolescencia, cuando los senos comienzan a desarrollarse, un seno puede crecer más rápidamente que el otro. La razón de esta “diferencia de tamaño” no está clara; puede deberse a que las niñas tienen más células de tejido mamario en un lado o las células pueden ser más sensibles a los efectos de la hormona estrógeno, que hace que crezcan las células del tejido mamario. Por lo general, el otro seno comenzará a “brotar” poco después, aunque puede llevar un tiempo recuperarlo y nivelarlo.

Otras causas de la asimetria mamaria

Condiciones médicas que afectan el tamaño de los senos

Por supuesto, la genética no es lo único que influye al momento de tener senos asimétricos. Hay diferentes condiciones pueden afectar la simetría de sus senos.

El embarazo

Los senos pueden parecer desiguales durante el embarazo cuando los cambios hormonales y la preparación del cuerpo para amamantar hacen que los senos sean más grandes y, a veces, ladeados.

Durante la lactancia, los senos pueden variar de tamaño, especialmente si el bebé prefiere amamantar de un lado. Mientras tu hijo obtenga suficiente leche materna y crezca a un ritmo constante, los senos desiguales no son realmente motivo de preocupación.

Hiperplasia ductal atípica

La hiperplasia ductal atípica es una afección en la que hay un crecimiento excesivo de tejido en los conductos lácteos de las mamas. La HDA no es cáncer, pero puede aumentar tu riesgo de desarrollar cáncer en el futuro.

Senos hipoplásicos

Los senos hipoplásicos, también llamados senos subdesarrollados, pueden ser pequeños, delgados, muy espaciados o muy desiguales. La areola también puede parecer muy grande.

La hipoplasia mamaria a menudo no tiene una causa identificable, aunque puede ser impulsada por hormonas. A veces se debe a una lesión o una afección médica.

Hipertrofia juvenil

La hipertrofia juvenil es una condición poco común en la que un seno crece significativamente más grande que el otro. Se desconoce la causa, pero se cree que está relacionada con la sensibilidad o producción hormonal.

¿Se pueden corregir las mamas asimétricas?

Por supuesto, el hecho de que las mamas asimétricas sean normales, no significa que no se pueda corregir esta variación.

La asimetría mamaria se puede corregir fácilmente mediante el aumento de mamas. Según la gravedad de tu asimetría y los resultados deseados, tu cirujano puede recomendar colocar implantes mamarios en uno o ambos senos. Si tu asimetría es muy severa, pueden recomendar un aumento de senos en el seno más pequeño y una reducción de senos en el más grande. Si tu asimetría se debe a una contracción, se puede realizar un levantamiento de senos junto con su procedimiento de aumento de senos para lograr resultados óptimos. En algunos casos, los implantes de diferentes tamaños pueden ser la forma más eficaz de corregir la asimetría mamaria.

Lo que debes tener en cuenta

Si estás pensando en corregir tus senos asimétrico, lo primero que debes tener en cuenta es que tienes que acudir a profesionales de la salud y la estética. Solo así podrás discutir con tu cirujano sobre todas las posibilidades que pueden brindarte; deberían darte los detalles de la intervención y las diferentes opciones. También revisará las diferentes opciones de implantes mamarios disponibles para ti. Por ejemplo, Clínica Estética Alicante, es una opción de primera donde te brindan excelentes opciones de manos de los mejores profesionales.

Los senos asimétricos son muy comunes y generalmente no hay nada de qué preocuparse. En cierto punto, sin embargo, puede ser difícil ocultar la diferencia en el tamaño de los senos: una diferencia de volumen cercana al 30% o más es, según los informes, muy difícil de ocultar con un atuendo normal.

Sin embargo, si el tamaño de sus senos cambia o la variación de densidad aumenta con el tiempo, estos cambios podrían indicar que algo anda mal. No dudes en acudir a un médico.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post