Son piezas únicas que a todas nos encantan, pero no es secreto que estos requieren de cuidado especial; aprender cómo mantener suéteres como nuevos especialmente en invierno, es una tarea difícil pero apreciarás los resultados.

Desde que inicial otoño hasta que culmina el invierno, un suéter es tu compañero fiel, uno que te protege. Y por lo tanto, los suéteres requieren amor y cuidado. Estamos de acuerdo en que son delicados, y pueden arruinarse en un abrir y cerrar de ojos. Pero, calma, que hoy aprenderemos cómo mantener suéteres como nuevos sin malograrlos en el proceso.

Cómo mantener suéteres como nuevos

Aquí hay algunos consejos sobe cómo mantener suéteres como nuevos de modo que puedan durar todo el tiempo que desees:

Elimina con regularidad la caspa, el cabello y la pelusa

Gracias a la lana suave, el tejido o la cachemira que todos conocemos y amamos, la tela de los suéteres a veces puede actuar como un imán, atrayendo y adhiriéndose al polvo, la pelusa, la caspa o los mechones de cabello.

Para una solución fácil, pero asegúrate de no cepillar con demasiada fuerza el suéter o aflojará la tela y crearás… sí, las temidas bolitas.

Elimina las bolitas de la forma correcta

¿¡Hay algo tan molesto como ver bolitas en un suéter favorito!? Un cárdigan de lana perfectamente fino y bonito puede empezar a parecer un perro descuidado después de un tiempo.

Desafortunadamente, todos los suéteres tienen bolitas: es causada por el roce durante el uso y es más evidente alrededor de los codos, debajo de las axilas y en las mangas, pero puede ocurrir en cualquier parte del suéter.

Para quitarlas fácilmente, sostén el suéter plano con una mano y córtalas (una a la vez) con una navaja.

Aprende cómo y cuándo lavarlos

La mayoría de los suéteres deben lavarse a mano para que duren más y la tela permanezca intacta. Para lavar a mano, llena un balde o fregadero con agua fría, agrega unos chorros de detergente suave para ropa, sumerge el suéter y déjalo en remojo durante unos 30 minutos. Luego, enjuágalo con agua fría.

Para secar, exprime suavemente el suéter (nunca escurras) y enróllalo en una toalla (como un saco de dormir o un rollo de sushi) para absorber todo el exceso de agua. Finalmente, colócalo sobre una rejilla de secado o una toalla limpia para que se seque.

Guarda los suéteres correctamente

Nunca cuelgue suéteres. Colgar hará que los suéteres se estiren y creen picos en los hombros. Para almacenarlos de manera que mantengan su forma y calidad, mantén los suéteres doblados o enrollados en cajones o estantes.

Dóblalos correctamente colocándolos del frente hacia abajo sobre una superficie plana y dobla cada brazo (desde la costura de la manga en diagonal a través de la espalda del suéter). Luego, dóblalo horizontalmente por la mitad o enrolla desde el dobladillo inferior hasta el cuello.

RELACIONADO | CHAQUETAS ATEMPORALES PARA USAR EN OTOÑO

Consejo importante: no coloques los suéteres en bolsas de almacenamiento selladas al vacío. Puede parecer que está ahorrando espacio, pero retener la humedad puede causar coloración amarillenta o moho.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post