Todos nos hemos hecho esta pregunta alguna vez. ¿Cómo puedo conseguir unos dientes blancos sin tener que hacerme un blanqueamiento dental en el dentista? Pues hoy os voy a dar algunos trucos para poder conseguir unos dientes más blancos. Y si eso no funciona también hablaremos un poco de un buen tratamiento dental blanqueante.

Trucos que podemos introducir en nuestra rutina dental

Hay algunos trucos muy muy sencillos que podemos usar para conseguir unos dientes blancos.

Uno de ellos es cepillarnos los dientes con asiduidad y regularidad. Parece una tontería, lo sé, algo que todo el mundo hace. Pero cepillarse los dientes tres veces al día de una manera correcta puede hacer que a medio plazo nuestros dientes luzcan más blancos.

Utilizar hilo dental también es recomendable en estos casos. Muchas veces la suciedad se acumula entre los dientes y eso hace que parezcan más sucios y que además aparezcan bacterias.

Otra recomendación que pocos conocen es esperar para cepillarse los dientes media hora después de haber tomado algún alimento o bebida ácida. Esto tiene una explicación y es que los niveles ácidos pueden hacer reacción con la pasta de dientes y conseguir el efecto contrario al que deseamos. 

Añadamos un extra a nuestra rutina

¿Por qué no le echamos un ojo al colutorio que estamos utilizando? Hasta que no me informé para este post no sabía que si utilizamos un colutorio que lleve entre sus ingredientes la clorhexidina esto puede teñir nuestra dentadura. Es decir que nada de tener dientes blancos.

También debemos tener cuidado con los “dentríficos blanqueantes”. No suelen tener los níveles suficientes de los ingredientes necesarios para realizar un blanqueamiento eficiente. Además al ser dentríficos abrasivos pueden dañar gravemente nuestra dentadura si la utilizamos durante demasiado tiempo.

¿Habéis oído hablar del oil pulling? Se trata de realizar un ligero cepillado con aceite de coco. Es antibacteriano, antivírico y blanqueador. Esto no sustituye a nuestra limpieza diaria de dientes. Es simplemente un extra que añadir para tener unos dientes blancos.

Un truquito de maquillaje para tus dientes blancos

Si todavía no consigues tener los dientes blancos que tu desearías hay una manera de engañar a la vista. Utiliza pintalabios con subtonos azules. Por ejemplo color cereza, frambuesa o vino es un paso infalible. Estos tonos harán que los blancos de su al rededor parezcan más claros debido a los contrastes. 

Algo fácil pero que sin duda funciona. Un pintalabios rojo que os puede funcionar para este fin es el Russian Red de Mac. Os dejo aquí un enlace sobre el para que podáis saberlo todo sobre este pintalabios famoso de la marca.

Aún conozco más trucos que podéis utilizar. Así es que os dejo aquí un post sobre varios trucos para tener los dientes blancos. 

Pasemos al blanqueante dental

Si todo esto no funciona siempre podemos acudir a nuestra clínica dental de confianza para poder informarnos sobre el funcionamiento de un tratamiento blanqueante. Tenemos varias opciones que pueden funcionar y debemos elegir la que mejor se adapte a nuestra dentadura.

Los que mejor pueden asesorarnos sobre este tema son los expertos dentales. Por eso so dejo aquí un enlace en la que se explican las opciones para conseguir una sonrisa con la estética del blanqueamiento dental. 

¿Conocéis algún truco más que os haya funcionado antes de acudir a un dentista? Contádnoslo! Ya sabéis que nos encanta probar cosas nuevas y leer vuestros comentarios.

Nos leemos muy pronto. Un besazo!

Lady A.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post