Todos hemos escuchado el dicho, “eres lo que comes”. Y es que nuestra comida tiene un gran impacto en nuestro aspecto, y no solo hablamos de los kilitos demás, sino de que tu dieta podría estar envejeciéndote de forma prematura. Por tanto, unos pocos cambios en sus hábitos alimenticios ahora pueden ayudar a mantener tu piel juvenil y tu cuerpo saludable por muchos años más.

Come sano

Los expertos dicen que los alimentos de baja calidad (como las grasas trans) causan inflamación. Y el envejecimiento es básicamente un estado inflamatorio crónico, dice el Dr. Timothy Harlan, profesor asistente de medicina en la Universidad de Tulane, en una entrevista con Web MD. Puedes parecer absolutamente mayor solo porque estás comiendo mal.

La comida con demasiado azúcar y carbohidratos procesados, tales como pasta, pan y productos horneados, pueden dañar el colágeno de tu piel. (El colágeno es lo que mantiene tu piel elástica y libre de arrugas). Estos alimentos también pueden afectar tu salud en general. Se han relacionado con enfermedades cardíacas y diabetes. Si quieres una piel bonita (y buena salud), solo tendrás que comer más frutas y verduras.

¿Qué comida debo ingerir en menores cantidades?

comida

Ciao, frituras

Cualquier cosa frita en aceite puede crear (o agregar) inflamación en tu cuerpo. Las grasas trans elevan tu LDL (colesterol “malo”) y disminuyen tu HDL (colesterol “bueno”). En consecuencia, aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas. ¡Aléjate de las papas fritas! No solo son malas para tus jeans ajustados

¡Menos azúcar!

Los pasteles y dulces azucarados (como rosquillas y galletas) están llenos de azúcar, lo que puede causar arrugas e, incluso, provocar acné. ¿Quién quiere lidiar con eso?

Elige la carne con cuidado

Las carnes grasas son ricas en grasas saturadas. Intenta elegir algo más saludable, como un corte de lomo. Busca carne molida que sea al menos 95% magra. O mejor aún, elije pollo molido o pechuga de pavo. También debes tratar de mantenerte alejada de las carnes procesadas como el tocino y pepperoni.

¡No demasiado alcohol!

El consumo moderado de alcohol podría ser bueno para tu corazón, pero beber en exceso acelera el proceso de envejecimiento. El consumo moderado se define como una bebida por día para las mujeres y dos bebidas para los hombres.

comida

“Todos los alimentos con moderación son parte de un estilo de vida saludable. Es esencial que su ingesta sea equilibrada. Demasiado o muy poco de cualquier cosa no es saludable y puede resultar en una función inmune disminuida”, dice la dietista Pam Neumann. “Esos vacíos y falta de equilibrio, combinados con una actividad física inadecuada, pueden volverse problemáticos a medida que envejecemos”.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post