En los últimos años, ha habido una guerra en la industria del cuidado del cabello contra los sulfatos. Simplemente camina por cualquier pasillo de belleza y serás bombardeada con etiquetas que promocionan productos “sin sulfato“o “sin sal”. Sin sal es la mejor opción para el cabello, dice la sabiduría predominante, porque brinda una limpieza más suave. Entre todos los productos que se han sumado trabajar libre de sulfato, el champú y acondicionador KATIVA sin sal se apuntan como la mejor opción.

Pero hablemos poco a poco de ello. Por qué deberías usar productos sin sal, cuándo deberías usarlos y por qué recurrir a KATIVA.

Los encontrarás en prácticamente cualquier cosmético que haga espuma, desde el limpiador facial hasta la pasta de dientes.

¿Qué son las sales y por qué la gente dice que debes evitarlos?

En pocas palabras, los sulfatos son los que hacen que el champú sea jabonoso. Dicho técnicamente, son un tipo de tensioactivo (que es un término para varios detergentes, emulsionantes y agentes espumantes) que atrae tanto el aceite como el agua. Los sulfatos permiten eliminar la mugre y las células muertas de la piel y el cuero cabelludo y lavarlas con agua.

La desventaja es que también pueden quitar los aceites naturales del cuero cabelludo y el cabello. Eso puede hacer que el cabello esté seco y quebradizo. Y si tu cuero cabelludo es sensible, los sulfatos pueden causar irritación como enrojecimiento, sequedad y picazón. Ahí es donde entra en juego la mala reputación.

Los tres compuestos de sulfato más utilizados en la industria de la belleza son el laureth sulfato de sodio, el laurilsulfato de sodio y el laureth sulfato de amonio.

Los encontrarás en prácticamente cualquier cosmético que haga espuma, desde el limpiador facial hasta la pasta de dientes.

¿En qué tipo de cabello funciona?

Cada tipo de sulfato es diferente en intensidad, pero todos pueden ser irritantes para tu piel o cabello. Las personas con cabello teñido o rizado deberían considerar eliminar los sulfatos porque son limpiadores bastante duros. El uso de sulfatos en el cabello teñido puede ser demasiado fuerte y probablemente eliminará el color.

Las personas con cabello seco también deben considerar el uso de champú sin sal. Los limpiadores sin sulfato mantienen los aceites naturales en el cuero cabelludo y el cabello, lo que finalmente deja tu cabello con más humedad.

¿Es posible limpiar el cabello sin sal?

Es posible limpiar el cabello sin sulfatos. Con la espuma de un sulfato, no tiene que trabajar tan duro para limpiar tu cuero cabelludo. Con un producto que no contenga sal, necesitarás realizar un masaje más riguroso en el cuero cabelludo para limpiarlo.

La mayoría de las personas estarán bien con un champú con sulfato, y para algunos puede ser la forma más eficiente de limpiar el cabello y el cuero cabelludo. Por ejemplo, si tu cabello está más grasoso o si tiene caspa, un champú con sulfato ayudará a absorber y eliminar los aceites en el cuero cabelludo.

Champú y acondicionador KATIVA sin sal, la mejor opción

Kativa, Champú y acondicionador - 2 de 250 ml. (Total 500 ml.)
Tratamiento intensivo protector y reparador, basado en queratina y arginina; El paquete incluye un champú e un acondicionador sin sal y sulfatos
9,99 EUR

El paquete incluye un champú e un acondicionador sin sal y sulfatos son adecuados para cualquier tipo de cabello.

Tener un cabello saludable nunca fue tan fácil. Kativa Coconut reconstruye el cabello dañado desde el interior, dejándolo con un aspecto saludable y un aroma que no podrás resistir.

¡También ofrece keratina líquida! Su fórmula de textura ligera y no grasa, aporta brillo y protección al cabello que ha pasado por procesos de alisados, cepillados o planchados.

Los ingredientes que utiliza la marca Kativa han sido seleccionados cuidadosamente para darle al cabello lo que necesita a partir de insumos naturales y tecnología.

Kativa sabe que nosotras no queremos pasar desapercibidas, que un cabello hermoso nos hace sentir bien, empoderadas, seguras de nosotras mismas y que nos permite deslumbrar a donde vayamos.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post