¡Buenos días! Podría escribir un libro con todas las barbaries que he hecho con mi pelo. Os voy a hacer un pequeño resumen. Si os lo queréis saltar (que lo entiendo) podéis pasar directamente a dónde pone champú.

Hace dos años y medio que decidí hacerme las mechas californianas y me encantó el resultado. Tengo el pelo castaño y me enamoré de como me quedaban. Me encantaba ese efecto surfero y así que decidí ir a por más. Me hice la permanente con la idea de conseguir un efecto ondas surferas. HORROR. Me quemaron el pelo. Normal, diréis, después de una decoloración y tinte, ¿a quién se le ocurre hacerse otro tratamiento tan agresivo? Pues sí queridas y queridos, a mí. Después de estar luchando durante dos años con muchos tratamientos de queratina, de hidratación, dejarme un dineral en productos que prometían ser milagrosos me cansé. Hasta hace unos tres meses que me lo corté. Me hice un corte bob precioso. Así que por fin tengo un pelo sano. Mi pelo, mi color, mi estilo. De base tengo un pelo muy fino y con tendencia a tener las raíces grasas, así que vamos allá con mi rutina.

Ahora no necesito unos cuidados demasiado estrictos con mi pelo. Ahora solo busco que me dure el máximo de tiempo limpio y que quede suave y brillante. Por lo que mi rutina es muy sencillita. Pero vamos allá:

Champú

Como os he dicho tengo el pelo con tendencia grasa, he probado muchos tipos de champú. Algunos me han resecado mucho el pelo, pero ahora he dado con mi champú perfecto. Se trata de Seanik de Lush (ya iréis viendo que tengo una relación aditcto-compulsiva con Lush). Es un champú solido que hace maravillas. Cuando lo vi por primera vez iba con Lady A, y ella os va a explicar maravillas sobre este champú en el siguiente post. Así que no me voy a extender mucho. Si queréis la reseña completa de Lady A pinchad aquí (os lo recomiendo). Solo decir que con ningún champú he tenido la sensación de que purifique tanto el pelo. Lo deja brillante y muy suelto, envuelto en una sensación de frescor que dura durante todo el día. Os dejo aquí lo que el producto promete según la marca:

Gracias a las algas, la sal marina y el limón, esta pastilla de champú consigue que tu cabello adquiera brillo y volumen además de un embriagador aroma a verano. Para darle fuerza a tu pelo, hemos combinado el aporte protéico de las algas japonesas nori con gel de musgo de Irlanda (extraído de algas rojas) y fina sal de mar. El aceite del limón hace que tu cabello brille, mientras que los aceites esenciales a base de mimosa, jazmín y azahar aportan un aroma tropical y cautivador.

DSC00590

Al principio pensé que me sentiría rara con una pastilla de champú, pero es muy cómoda. Así como dato, esta pastilla que no llega a los 10€ cunde como tres botes de champú. A mi me ha durado cuatro meses, así que cunde muchísimo.

Es un champú que contiene una cantidad alta de sulfatos. Es verdad que últimamente parece que se ha hablado mal acerca de los sulfatos, que podían causar irritación, pero desde mi opinión es una opinión de moda más. Cada pelo responde a sus necesidades, y el mío necesita champús con sulfatos para quedar limpio. Durante una época tuve que usar champú sin sulfatos puesto que con uno de tantos tratamientos de queratina que me hice no podía lavarme el pelo con champús con sulfatos. ¡Y qué pelea por Dios! No había forma humana de que me quedara el pelo limpo. Asi que I ♥ Sulfatos. Y que no me los quiten. En la propia página de Lush dicen lo siguiente: Un solo champú sólido equivale a tres botellas de 200 ml de champú líquido; así que, aunque contienen una concentración muy alta de SLS (hasta un 90%) el riesgo de irritación es muy bajo, porque solo la espuma se aplica al pelo y al cuero cabelludo. […] Existe un mínimo riesgo de irritación cutánea cuando se utiliza en champús. […] El SLS puede resecar el cabello, por lo que añadimos ingredientes hidratantes como aceites y mantecas para dejarlo suave, brillante y manejable. Podéis leer la explicación completa aquí.

Dicho esto y habiendo aireado las preocupaciones respeto a los sulfatos, sigamos.

Como lo uso: 

Me lo enjabono y enjuago dos veces siempre. Primero humedezco el pelo y froto directamente la pastilla de jabón en el cuero cabelludo, hace mucha espuma y limpia con profundidad gracias a los sulfatos que lleva, por lo que hay que enjuagar bien.

La única pega (ya solucionada) que le doy es que es un champú que deja el pelo tan tan tan suelto que si no uso suavizante me convierto en un león, león de mimosín, pero león al fin y al cabo. Lo he resuelto felizmente con el siguiente producto.

Acondicionador

Ay el acondicionador, cuantos dolores de cabeza me ha llevado estos últimos meses. Con el pelo tan cortito, lo de medios a puntas para mí es casi todo el pelo. Lo que me pasaba es que por más que intentaba aplicarlo solo en las puntas notaba que me apelmazaba mucho el pelo. Así que después de probar y probar he dado con, por ahora, mi favorito. He descubierto que el principal problema para mi pelo son las siliconas, puesto que me lo apelmazan mucho al tenerlo tan fino, así que decidí huir de ellas. Todo empezó con una muestra de Lush que me cautivó. Se trata de Happy Happy Joy Joy, es un acondicionador muy ligero a base de aceite de jojoba y almendras, mis dos favoritos para cuidar el pelo. Ya  usaba esos aceites en su forma original a modo de mascarilla y había comprobado por mi misma que me funcionan muy bien, así que cuando vi los ingredientes de este acondicionador no me resistí. Y el olor es fantástico, pomelo y azahar es una combinación perfecta. Tiene una textura sumamente suave y en el momento de aplicarlo y dejarlo reposar unos minutos es como si nos hubiéramos puesto nada. Cuando usaba otros acondicionadores con siliconas la sensación era muy diferente, y desde que he probado este no volveré a usar un acondicionador con siliconas. Tanto como si me seco el pelo con secador o lo dejo secar al aire (con estos calores me dacanto mas por lo segundo) deja el pelo hidratado, suave, brillante y con un olor que me acompaña todo el día. Mirad que descripción más monérrima desde Lush hacen de este producto:

Atrae todas las miradas con este acondicionador de aroma veraniego a base de aceites de jojoba, nerolí y pomelo, leche de almendra, y aguas de rosa y azahar que hidrata sin apelmazar. Deja que te envuelva en su fragancia cada vez que la brisa acaricie tu pelo y siente cómo te levanta el ánimo a ti y a todos los que estén a tu alrededor. Hemos usado leche de almendra porque es un hidratante suave y ligero pero reparador que acondiciona el cabello, y hemos añadido glicerina para que mantenga y retenga la hidratación. 

IMG_20160813_120528_HDR

Como lo uso:

 Como no tengo el pelo muy largo aplico muy poca cantidad en las puntas. Si me paso y me acerco mucho a la raíz no me preocupa puesto que como ya he dicho miles de veces, no apelmaza. Lo dejo unos minutos y “aclara para darle a tu pelo un final feliz” como dice en el bote del acondicionador. Realmente es el mejor final feliz que se le puede dar a nuestro pelo.

Uniq One (El clásico)

Cuando tenía el pelo tan estropeado Uniq One fue lo que salvó un poco mi pelo. Se define como un tratamiento 10 en uno. Es verdad que deja el pelo muy bonito y muy fácil de desenredar. Pero para mi no actúa como un tratamiento. Teniendo el pelo estropeado o no, este es el maquillaje perfecto para vuestro pelo. Sí, habéis leído bien. Es un producto que maquilla nuestro pelo dejándolo con apariencia de sano e hidratado. Eso sí, para mí no hay otro producto sin aclarado igual. Últimamente desde que uso el acondicionador de Happy Happy Joy Joy lo uso en contadas ocasiones, pero para mi es un básico. Lo uso si sé que me lo voy a secar a fondo con el secador, si luego me tengo que pasar las planchas o las tenacillas. También si voy a la playa o a la piscina lo uso a modo de protección del cloro, sal y sol. Cuando salía del agua cuando tenia el pelo largo lo llevaba siempre para desenredarmelo y dejarlo con un aspecto decente cuando se me secara. Contiene solo un tipo de silicona: CYCLOPENTASILOXANE, pero se evapora al aplicarla, asi que no se queda en el pelo (+1). He aquí lo que promete:

  • Brillo y control del encrespado: olvídate del frizz

  • Facilita el brushing y el uso de la plancha.

  • Protección térmica: especial para quienes usan mucho el secador de pelo

  • Suavidad y sedosidad.

  • Protección del color, con filtros UV y UVB: de vital importancia especialmente en verano. 

  • Sorprendente efecto desenredante.

  • Aporta cuerpo y volumen a tu pelo, evitando que quede apelmazado como sucede con otras mascarillas. 

  • Previene las puntas abiertas.

    IMG_20160813_200238_HDR

Como lo uso:

Se puede usar tanto con el pelo seco como con el pelo mojado. Yo siempre lo uso con el pelo húmedo. Quito el exceso de humedad con una toalla, aplico dos “pufs” en las manos y lo extiendo por las puntas y me lo cepillo. Realmente como ya he dicho sólo lo uso si me voy a secar el pelo con secador. Cuando tenía el pelo largo y estropeado me lo dividía en dos partes y usaba 7 “pufs” por cada parte, ya véis que es mucho producto, pero no me apelmazaba el pelo y era lo único que hacía que se me viera medianamente bien. Alguna vez, si veo que tengo pelos sueltos rebeldes en la parte superior de la cabeza con las manos mojadas me echo un “puf” en la mano, lo rebajo frotándome las dos manos húmedas y me lo extiendo con los dedos por donde tengo pelos rebeldes. La aplicación en pelo mojado me encanta, pero en pelo seco se tiene que usar muy muy poco producto por que entonces Sí que apelmaza.

Champú en seco

Realmente estoy enamorada de mis productos para el pelo, si me quitan el champú sólido, el acondicionador y el champú en seco del que os voy a hablar ahora me da un yuyu. Uso los champús en seco de Batiste. Hace un par de semanas les contaba a unas amigas lo imprescindible que es para mi el champú en seco, y como desconocían el producto en un primer momento les pareció una cochinada usar champú en seco. Vamos a ver queridos lectores, un champú en seco no limpia el pelo. Eso dejémoslo claro. En el propio bote de champú en seco dice que es perfecto para utilizar entre lavados. Al tener el pelo graso y fino me lo tendría que lavar a diario o en días alternos para que se viera bien. Me toco mucho el pelo, sobretodo para colocármelo detrás de la oreja. Entonces esa zona enseguida se ve sucia y grasienta (sí suena feo, pero ¿acaso no es así?). Entonces, ¿debería lavármelo solo por esa pequeña zona que se ve fea? No. En la zona donde vivo el agua contiene mucha cal, que estropea el pelo. El pelo aprende y tiene memoria, cuanto más se lava, más activamos nuestro cuero cabelludo, por lo que genera mas grasa. Así que no, mi solución no es lavarlo a diario. Si al día siguiente del lavado tengo alguna zona feilla, aplico un poco de champú en seco. También lo aplico para dar volumen a las raíces o si algún día tengo que hacerme algún peinado, justo antes de empezar a tocarme el pelo para hacer algún recogido me aplico champú en seco por que me parece que ensucio menos el pelo tocándomelo con las manos. Sí, yo noto que me lo ensucio solamente por manosearlo un poco, todos tenemos nuestras manías. He probado muchos champús de Batiste, y me quedo con el Tropical y el Floral Essences, me encanta el olor de ambos- Yo lo suelo comprar en Primor que es dónde mejor de precio están, en el bote que tengo hay una pegatina pegada en español que explica lo siguiente del producto:

El champú en seco Batiste es perfecto para utilizar entre lavados. Con una rápida aplicación revitaliza el cabello maravillosamente limpio y fresco con un cuerpo y textura. Para todo tipo de cabello. Modo de empleo: Agitar enérgicamente antes de usar. Manteniendo el pulverizador  a 30 cm del pelo, aplicar el spray en las raíces. Masaejear el cabello con la punta de los dedos. Cepillar y peinar.

IMG_20160813_200027_HDR

Como lo uso:

Lo uso tal y como dice en el envase. lo pulverizo en las raíces, lo dejo actuar unos minutos mientras hago otras cosas (cepillarme los dientes, aplicarme crema o acabar de maquillarme etc…) Luego lo cepillo para quitar el exceso y listo. Si voy con prisa simplemente aplico, masajeo, cepillo y me voy.

Mascarillas

Actualmente no uso ningún tipo de mascarillas. Uso aceites 100% vegetales. Ahora no necesito más. Pero voy a ser buena y viendo lo que me extendido en este post, os contaré como uso los aceites que tengo, tanto para aplicado capilar, facial o corporal más adelante.

¡Y hasta aquí! Realmente sólo os hablo de cuatro productos, pero bien explicados, ¿Verdad? La próxima vez prometo un post mas corto, lo prometo.

Nos vemos pronto ♥

∼ Lady M

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post