Cada vez queremos acercarnos más a y más a nuestra alimentación del día a día. A descubrir que los mejores tesoros y los mejores alimentos también pueden estar en la tienda de la esquina. En el artículo de hoy analizaremos a fondo, uno de los alimentos que más tiempo lleva rondando nuestra ensalada, pero que por su peculiar sabor, no todo el mundo es capaz de comerlo en su día a día. Tenemos que vencer barreras e incorporar en nuestra alimentación todo tipo de sabores. Además, justo ahora comenzamos un tiempo en el que el rábano comienza a encontrarse cómodo. Es su temporada. Y eso lo tenemos que aprovechar. Estoy seguro, que aunque a priori, no sea un alimento interesante o dejará con la boca abierta. O bien por que pica demasiado, o bien porque aportaremos más de un dato que no conocéis de esta hortaliza… ¿Preparados?

rabanos-1

Origen

Creo que es importante conocer el origen, incluso siendo uno de los alimentos que siempre hemos tenido en tierras ibéricas. Lo primero que quiero que sepáis, es que viene de manera indirecta de la familia de las cruciferas. Para los que ya hayáis hecho los deberes y ya tengáis leído el post de la Kale , podéis saber más que de sobra el beneficio que tiene ser amigo de esa familia. Si no, ya tardáis.

Os sorprenderá, o no tanto, saber que el origen verdadero del rábano es en China. Al fin y al cabo todo viene de allí ¿Verdad?. Pero, como siempre me gusta tirar del hilo. Existen pruebas de que los Egipcios y los Babilonios ya conocían sus efectos curativos, porque sí, tiene grandes efectos curativos. Hombre, solo viendo lo impresionante que son las pirámides, está claro que un alimento muy normal no es. Después pasó a formar parte de la alimentación esencial de los Griegos y los Romanos, los cuales continúan utilizándola y mucho en sus platos típicos en la actualidad.

Tal vez pasa más desapercibido de lo que nos gustaría, pero es nuestra labor desde acuatrolados, daros a conocer las pequeñas joyas en forma de alimento que nos rodean día a día.

ju

Sacamos la lupa y analizamos el rábano a fondo

Debemos empezar diciendo que el 95% de esta raíz es agua. Por eso se ha convertido en uno de los grandes aliados en las dietas hipocalóricas, ya que cada 100 gr se calculan aproximadamente unas 20 Kcal. Además de ser un alimento con altas capacidades diuréticas como comentaremos más adelante. Una buena combinación.

Presenta una composición muy rica en fibra. Recordamos la importancia de la fibra en nuestra alimentación. Adiós refinados sin fibra. Pese a sus bajas concentraciones de Proteína (0,7 gr por cada 100gr), presenta una gran cantidad de aminoácidos. Se especula de un total de 20.

Si ya hablamos de la Berza como rica en Vitamina C, el rábano no se queda atrás. Una de sus vitaminas principales es la maravilla antioxidante C.  Existen presencias importantes de otros minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio y azufre,  con propiedades esenciales, que forman parte de los ricos beneficios de esta raíz. Sin olvidar la presencia de potasio y yodo, esencial en la parte diurética y nuestro metabolismo.20151202-roasted-radishes-vicky-wasik-002

Beneficios

  • Un gran aliado para las defensas.

La presencia de componentes azufrados rafanol y la rafanina (este segundo, presente en el rábano negro), se han convertido en grandes antibióticos y antivíricas. Durante mucho tiempo, ha sido pieza fundamental en el tratamiento natural contra los resfriados y sobretodo las infecciones que acaban teniendo relación con las vías respiratorias altas. Un buen zumo de rábano puede ser más beneficioso de lo que pensamos, sobre todo ahora que llega el frío.

  • De nuevo, un antioxidante formidable.

Se ha convertido gracias a la Vitamina C y a la presencia de glucosinolatos, isotiocianatos, en un grandísimo aliado contra los radicales libres. Por eso, en nuestro día a día, la incorporación de rábano puede ayudarnos a combatir los efectos de la edad o de otras patologías con altos caracteres inflamatorios. Se han referido propiedades con el beneficio de nuestra piel y nuestras mucosas. Es decir, guapos por dentro y por fuera.

  • Drena nuestro Hígado y no se olvida de nuestra Vesícula Biliar

Otra de las grandes capacidades del rábano. Muchos otros alimentos limpian nuestro órgano hepático, pero se olvida de la vesícula. En este caso, y sobre todo en el caso del rábano negro, tiene una gran influencia. Por eso, si hemos estado llevando una vida de excesos, va muy bien para comenzar a poner a punto nuestro hígado. No solo lo ayuda de cara a la prevención sino también al rendimiento de estos órganos. De nuevo el azufre forma parte esencial de las propiedades curativas del rábano.

  • Nuestro Riñón tampoco se pondrá celoso

Trabaja todos nuestros órganos filtradores. Por lo que está claro que no se iba a olvidar de nuestro Riñón. Sus capacidades diuréticas, también favorecen el hecho de que no se acumule arenilla u otros productos que puedan acabar perjudicando las capacidades renales. Unido al potasio ayuda al Riñón a regular la bomba Sodio-Potasio y recuperar así las capacidades de drenar ese líquido que tanto nos entorpece.

  • Para redondear, presenta capacidades antiinflamatorias y relajantes

Este es uno de los puntos que todavía se está estudiando en el rábano. Pero debemos tener claro que existen importantes propiedades antioxidantes que calmarán los dolores de nuestras articulaciones y al mismo tiempo nos inducirán al sueño. Además se habla de que en caso de poco apetito, ayuda a abrirlo, lo que se agradece sobre todo con aquellos niños que no quieren probar bocado.

Además también se pueden asociar propiedades dermatológicas. En caso de quemadura, se puede aplicar sobre la piel. La fibra presenta también regulará nuestros intestinos. En definitiva, un alimento barato con muchísimas propiedades.

“Ideal para aliviar las posibles quemaduras a nivel tópico”

Posibles contraindicaciones

Como siempre, intento avisaros de cualquier peligro que pueda tener cualquier alimento. Está claro que uno de los peligros es su picante. En caso de comer demasiado podría abrasarnos la lengua. No, esto es totalmente broma.

El problema que puede presentar es que a personas con gastritis o úlcera gastroduodenal, puede acabar afectando debido al contenido de azufre. Pero todo tiene solución. Podemos evitar comerlo crudo para favorecer al máximo la digestión del rábano.  Eso sí, por los contenidos junto a la fibra, puede favorecer a la presencia de flatulencias. Así que la contraindicación será para la persona que esté a tu lado.

Me importa un rábano…

Está claro que con esta frase, el rábano está mucho más presente en nuestra sociedad de lo que pensamos. Sin embargo, en consulta me doy cuenta de que lo comen muchas menos personas de las que deberían. Y eso tiene que cambiar. Debemos comer de manera inteligente y aprovechar aquellos alimentos que nos rodean. El rábano no cambiará vuestras vidas. Pero sí vuestras vesículas. Ahora en serio. Presenta muchas más propiedades de las que pensamos e incluso hemos mencionado en este artículo. Comamos de verdad e introduzcamos esta curiosa ingeniería. Esta alargada o redondeada raíz con toques picantes, debe estar más presente que nunca en nuestras ensaladas, batidos e incluso caldos.

Un placer escribir para vosotros y transmitiros mi pasión.

¡Me queréis!

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post