Estos macarrones tienen historia. Soy el primero que reconoce que cuando uno va a buscar una receta, es totalmente incapaz de leer la primera parte, esa en la que el autor del Post prepara con cariño, esperando ser leída. Queremos que en acuatrolados sepáis que cada una de nuestras recetas tiene algo mucho más importante a decir. Tiene una historia, unos sentimientos, unos recuerdos… O sino, nos la inventamos. En mi caso tengo el placer de comenzar nuestra nueva rutina. Queremos meteros en la cocina y que disfrutéis de uno de los mejores artes de la vida, el cocinar. Y comenzaré con nada más y nada menos que unos increíbles Macarrones al Vodka. img_20161024_160229

Lo mejor de esta receta es que todo el mundo puede hacerla. Esto lo dicen siempre, es tan fácil escribirlo. Pero creemos que incluso los más torpes, serán capaces de sorprender a su pareja, a su madre o a las malas a su perro/gato.

La salsa al Vodka es versátil para todo tipo de pasta. Personalmente la recomiendo sin nada relleno (tipo ravioli vamos), ya que tiene poderío suficiente como para realzar una pasta más simple.

¿Ya tenéis preparado el delantal?

“Estamos list@s”

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de Pasta a poder ser fresca. Ahí vosotros escogéis: Rigattoni, Tagliatelle, Gnocci…
  • 100-150 gr de Bacon. Pueden ser taquitos (me encantan) o lonchas cortadas finamente.
  • 300 gr de Cebolla picada en Brunoise. Vamos en taquitos pequeños.
  • Dientes de ajo picados también.
  • 100 ml de Vodka. (Y nada de otros 100ml para tí que después la receta no sale).
  • 400 gr de Tomate triturado.
  • 120 ml de Nata para Cocinar. (En muchos casos utilizo vegetal para evitar lactosa).
  • Una Guindilla o más. Sobre todo si te consideras una persona picante.
  • Mis imprescindibles: Aceite de oliva Virgen Extra, Sal, Pimienta y mucho amor. 
  • Para la presentación y quedar como un rey: Queso Parmesano o Granna Padano (Si eres pobre)

Manos a la obra –  Macarrones al Vodka:

  1. Calentamos un poco de Aceite de Oliva (no os paséis porque el Bacon deja su jugo). Incorporamos el Bacon y sofreímos hasta que empiecen a estar dorados. Aproximadamente 3 minutos. Mientras se va dorando cortamos la cebolla y ajo.  
  2. Retiramos el Bacon (dejando el jugo) e incorporamos el ajo y la cebolla. Sofreímos a fuego medio hasta que ambos se doren. Si queremos el picante, es un buen momento para añadir la guindilla. Unos 7 minutos aproximadamente. Al pasar esos 7 minutos volvemos a incorporar el Bacon. img_20161024_150901
  3. Añadimos el tomate triturado y el magnífico Vodka. Vamos sofriendo a fuego medio-alto y una de las claves 10 minutos sin tapar para dejar que el Vodka comience a reducirse.img_20161024_151441
  4. Bajamos el fuego y lo tapamos durante 20 minutos. 
  5. Añadimos la nata y apagamos el fuego. No dejamos de remover con cariño mientras miramos con deseo nuestra salsa.
  6. Mientras se integra, ponemos el agua a hervir y hervimos la pasta. Recordad, si me tenéis cariño, dejar la pasta “al dente“. Y si es pasta fresca, suelen ser 3 minutos.
  7. Integramos la pasta y la salsa al Vodka. Salteamos 1-2 minutos y…¡Ya está listo! 

img_20161024_160215

Espolvorea un buen queso rallado por encima, un plato bonito y un buen Lambrusco y tenéis una comida rápida, barata, y muy muy rica.

Buen provecho a todos! Y recordad que nos vemos cada viernes con una nueva receta. 

Portaros bien y amad la cocina tanto como nosotros. Por cierto, nos morimos de ganas de ver vuestras fotografías de esos platazos.

Macarrones al Vodka - Receta Penne alla Vodka'
Poca manipulación EconómicoNo nos engañemos, la pasta siempre triunfaSabor suave y con buenos matices Posibilidad de bonita presentación Versatilidad. Puedes probar más de una pasta y nunca te aburrirás de ella
Si no se tiene cuidado, puede pringar tu cocina. Y en consecuencia, doble trabajoSi no tienes vodka, la primera inversión puede ser cara
4.4Nota Final
Precio aproximado por ración 3€
Nivel de dificultad: Se puede hacer con las manos atadas y viendo Netflix
Tiempo de cocinado: 40' aproximado
Capacidad de sorprender: Sabor suave, diferente. Con buena presentación, puede ser un gran plato
Puntuación de los lectores 2 Votos

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post