¿Habéis oído hablar de la marca Lush? Se trata de una tienda, creada por el dueño de NARS (ya os podéis imaginar la calidad de los productos), de productos de baño, cuidado de la piel y cuidado capilar. Todo está hecho con productos naturales. De hecho con cada producto te dan una lista con los componentes naturales y químicos. Y ya, antes de que me leáis al completo, os adelanto que ADORO LUSH. Además no testa en animales, que para algunas es un puntito más a favor. Sus productos tienen una calidad sorprendente, por no hablar de la duración.

Yo la descubrí un día que estaba con Lady M. dando un paseo por Barcelona. Conforme te acercabas notabas que había algo interesante por allí porque empezabas a oler a jazmín, frutas y mil y un olores maravillosos.

Estoy segura de que Lady M. os hará un post con los productos que ella compró, que fueron en su mayoría bombas de agua de varios colores. (El sábado publicó uno acerca de su rutina capilar en la que incluye algunos de sus productos, leedlo aquí ) Pero yo hoy os voy a contar mi experiencia con los productos que compré yo. Pero también con las muestras que me dieron, porque ATENCIÓN, dan un montón de muestras de todo lo que pidáis.

Champú

Os informo, soy así de maja, de que me he enamorado total, completa y absolutamente de los champús en sólido de esta marca. En mi caso del Seanik. Es la pastilla de jabón que veis en la imagen. Lleva algas y también sal marina, por eso es específico para pelos grasos. lush seanikEn mi caso no reseca alarmantemente, pero ya os contaré cómo soluciono ese problema.

Los ingredientes que contiene son: Sodium Lauryl Sulfate , Gel de Musgo de Irlanda , Perfume , Alga Nori , Sal Marina Fina ,Aceite de Limón , Absoluto de Mimosa , Absoluto de Azahar , Absoluto de Jazmín ,Sodium Cocoamphoacetate, *Limonene , Color 42090.

La marca promete que con este champú el pelo adquiere brillo y volumen además de aportar un extra de proteínas al cabello con el que lo fortalece en cada lavado.

Yo tengo las raíces muy grasas y las puntas bastante secas, de hecho se me abrían mucho. Y para terminar el paquete hace dos meses me hice una decoloración bastante agresiva en las puntas. Pasé de ser castaña oscura a tener el pelo rubio en algunas zonas tirando a platino.

Mi pelo cambió radicalmente en cuestión de dos semanas usándolo. Noté que las raíces comenzaban a estar más tiempo limpias. Además el hecho de que sea azul ayuda a que la decoloración no se vuelva anaranjada, si no que siga tirando a rubia.

Eso si, os recomiendo que compréis también la cajita redonda de aluminio que veis en la imagen. Creo que solo cuesta 3€ y si dejáis la pastilla de jabón en la ducha se deshace antes. La pastilla cuesta 8.95€, pero el precio merece la pena. Yo la tengo desde febrero y, aunque es verdad que lo combino con otro (ya os hablaré de mi rutina capilar), me puede durar perfectamente cuatro meses o cinco. Por lo tanto el precio compensa.

Os aviso. Si se os vuelve gelatinoso al cabo de los meses no os asustéis, es por la humedad. Funciona exactamente igual de bien.

Acondicionador

acondicionador lushEsta fue una de mis últimas compras. Elegí el Big Conditioner. Aporta hidratación a las puntas además de un brillo increíble. Así pude compensar la sequedad que a veces se creaba con la sal marina del Seanik. El pelo se queda muy suave y el olor es… ay, me pasaría el día oliéndome el pelo.

La marca dice que aporta volumen, brillo (gracias al zumo fresco de lima y limón que alisa las cutículas y refleja mejor la luz) , suavidad, volumen y además más facilidad para moldearlo y controlarlo.

Y he de deciros que, en mi caso, todo eso se cumple. Podéis pedir una muestra del acondicionador en crema y probarlo antes de comprarlo. Pero mi pelo parece mucho más sano y nutrido en tan solo un par de semanas usándolo.  

No os pongo los ingredientes porque son muchos, pero podéis verlos aquí. Los que salen en verde son los naturales.

También compré la cajita ovalada para meterlo, que es exageradamente grande en comparación con la pastilla. Pero me va genial para llevármelo de viajes y también para tenerlo en la ducha. Notaréis que se queda un poco más blando por los bordes, pero viene bien para poder coger el producto que necesitamos con más facilidad.

Otros productos que me regalaron en Lush

Aún estoy probando algunas cremas, y ya os contaré qué tal me van. Tengo una pastilla que da color a la piel a la vez que hidrata, pero no tengo nada claro como se utiliza así es que os lo explicaré con el post de las cremas.

Compré también un bálsamo para labios de lima. Da un tono bastante bonito a los labios, pero lo más importante, hidrata los labios como ninguno. Incluso resuelve el problema de las pieles secas que salen en invierno. Tienen de varios sabore, incluso de chocolate, y cada uno es para un problema específico. El de Lima era para hidratar y favorecer la circulación sanguínea en el labio. Sin duda lo volveré a comprar cuando se me acabe.

Si he de avisaros de que el exfoliante que tienen que se utiliza para el rostro y el cuerpo es UNA CASTAÑA. Para el cuerpo tiene un pase. Pero no he tenido tal destrozo en la cara por un producto de limpieza facial en mi vida. Lleva sal de Himalaya  y más os vale tener la piel de un elefante si no queréis destrozaros la cara en el intento.

Hasta aquí el post de hoy guapos y guapas. Nos vemos muy pronto y prometo contaros mi experiencia con el resto de productos de Lush.

Mua!

Lady A.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post