Es probable que ya conocierais otros alimentos como la quinoa o la avena, pero creo que os pillo un poco, si os menciono a la Col Kale. Os prometo que cada vez vais a escuchar más y más este nombre y está claro que no en vano. En la industria alimentaria, cada vez que se pone un alimento de moda, encontramos millones de propiedades que se le asocian. Pero… ¿Son todas ciertas? En el post de hoy, vamos a analizar muy, muy a fondo esta nueva moda. ¿Justificada?  Vosotros mismos podréis decidir.

harvest-kale-salad

Orígen

No nos engañemos, a diferencia de otros posts, esta vez cogemos las maletas para irnos realmente cerca. El orígen de la Col Kale o también llamada Col Rizada, ha estado atribuido a Europa. Es importante destacar este punto, ya que cada vez hay más personas que piensan que si no cruza el continente no es beneficioso. Y no. No es así, podemos encontrar grandes alimentos en el antiguo continente.

Nuestros abuelos,  la mirarán desconcertados y dirán… ¿Kale? … Eso es una Berza de toda la vida. Y así es. Los americanos, en su afán de modernizar un alimento, le han cambiado el nombre y lo han globalizado de la siguiente manera. Sin embargo, de nuevo caemos en el error de pensar… Si lleva tanto tiempo en nuestra vida… Bah, será un alimento más. Y de nuevo, no es así. Haced caso a las anteriores generaciones. Si se mantienen así de bien con el tiempo, no será por pura casualidad.

“Hay que reconocer que nuestros abuelos están hechos de otra pasta… ¿Verdad? “

Eso sí, va para que nos pongáis puntillosos, también se ha de declarar que el verdadero origen del Kale, forma parte de Alemania e Inglaterra, y desde que llegó en los 80 a los grandes y especialistas en poner alimentos de moda, Estados Unidos, ha ido ganando popularidad… Por algo será ¿No creéis?

Pero… Para aquellos más curiosos tengo una  buena noticia. Su verdadero origen, sí sí el verdadero, es datado en Asia. Fue en el año 600 d.C que se incorporó al norte de Europa. Con esta curiosidad necesaria para conciliar el sueño, nos vamos a analizarla.

Sacamos las gafas de pensar y analizamos la Kale

Unas de las primeras cosas que me llaman la atención es el género del/la Kale. No hablo de la familia vegetal, hablo de si es una palabra masculina o femenina… Es un verdadero misterio. Por eso, para teneros a todos contentos, le iremos cambiando de sexo. Pobrecita.

Vamos a lo interesante, es un alimento mucho más completo de lo que parece a simple vista. Uno de sus primeros puntos esenciales es su bajo contenido calórico. Hasta ahí bien. Es lógico, puesto a que es un vegetal de hoja verde y no son archiconocidos por sus grandes calorías.

Pero realmente si se tiene que llevar un titular, que incluso puede sonar un poco sensacionalista es:

 

“Más hierro que la ternera (o la carne roja) y más calcio que la leche de vaca” 

“Creo que alguien se ha dado por aludida… ¿Verdad?”

 

¿Porqué podemos decir eso? Porque si nos volvemos un poco objetivos, contiene 135 mg de calcio por cada 100 g, más que la leche de vaca, que aporta 120mg. Además, a diferencia otras verduras, tiene una proporción muy baja de ácido oxálico, que interfiere en la absorción del calcio. Vamos, una combinación perfecta que favorece la absorción de uno de los minerales más esenciales (y más carente a su vez)  de nuestro metabolismo.

Además de estos dos minerales, también podemos encontrar: Magnesio, potasio y zinc. Últimos estudios también están reportando presencias de fósforo y cobre. 

Su alto contenido proteico, puede ser más interesante de lo esperado. Contiene un 10% de proteína. Junto a una fibra, que como hemos ido comentando, es mucho más importante de lo que pensábamos para nuestro cuerpo.

A nivel de vitaminas podemos encontrar las siguientes: vitamina C (más de 20 mg por cada 100 gramos), la vitamina E, A y K. Luego analizaremos todo lo que puede hacer por nosotros cada una de las Vitaminas.

Ahora que ya sabemos todo lo que contiene, analizamos más a fondo todos sus beneficios.

kale-31

Beneficios de la Kale.

Está claro que con todo lo que hemos relatado la Col Kale se puede situar sin problema como uno de los conocidos “súperalimentos”. Sí, esos que van con capa salvando vidas por la ciudad. Ahora en serio, sus beneficios no son pocos y como comentamos, una de las claves es la capacidad de absorber correctamente este alimento tan completo.

  • Antioxida que da gusto

Su alto contenido en beta-caroteno junto a la vitamina C, así como diferentes flavonoides y polifenoles, la convierten, al igual que otras primas suyas de hoja verde, en un grandísimo antioxidante. Reduciendo así, la presencia de radicales libres en nuestro organismo .

Además la quercetina y el Kaempferol, en grandes cantidades en la Kale, es capaz de aumentar estas capacidades, lo que sí que la vuelve un alimento potencialmente antiinflamatorio. 

También se han visto muy buenas propiedades en relación con estas sustancias y su capacidad antidepresiva y buena para nuestro músculo cardíaco, en el siguiente estudio. 

  • Clave en la prevención de anemias.

Para un vegetariano o vegano, esto puede ser más que esencial. La alta presencia de Hierro de la Kale es capaz de aportar, junto a la Vitamina C, facilitando su biodisponibilidad, altas concentraciones de Hierro, sobre todo en anemias alimentarias. La incorporación en días donde podemos tener la Menstruación puede ser más que interesante.

kale-0-0

  • Lógicamente, a más calcio, más cuidamos los huesos.

Como se ha comentado, la presencia de Calcio de manera muy aprovechable, también facilita y mucho el buen estado de nuestras articulaciones. Se sitúa como un alimento clave en la prevención de Osteoporosis, Osteopenia… 

  • Ayuda a bajar el colesterol

La fibra de la col Kale se une a los ácidos biliares, que a su vez impide la reabsorción de dichos ácidos biliares. Estos ácidos, han sido liberados cuando el cuerpo se da cuenta de que nos hemos pasado comiendo grasa. El hecho de que puedan reabsorberse, ayuda a equilibrar dichos ácidos, lo que permite nivelar el colesterol. En conclusión, ayudará a la salud de nuestro corazón y mejorar, junto a un equilibrio en el resto de nuestra alimentación el colesterol.

  • Una gran recuperación para el deportista.

Su poder antioxidante, sumado a la cantidad de vitaminas y minerales, es un gran aporte post entreno, sobre todo en deportes con grandes exigencias físicas.

“Una gran recuperación para los deportistas de élite… ¿Verdad Forrest?

Contraindicaciones de la Kale.

Como siempre, intentamos advertir, o al menos aconsejar a nuestros lectores de la mejor manera posible para que ellos puedan elegir.

Al igual que el resto de alimentos de hoja verde, siempre se ha recomendado la variación y no abusar en exceso de su uso (por muy completo que sea, por supuesto).

Se rumorearon problemas con la tiroides debido al Boom que ha tenido. Pero los últimos estudios nos han dejado claro que no existen pruebas de su influencia. Así que podéis respirar tranquilos.

Creedme Kale la pena!

Es que no puedo quedarme tranquilo si no juego con las palabras. Es necesario para mi salud mental. Os recomiendo a todo el mundo, como mínimo probarla en nuestra alimentación. ¿No sabéis donde podéis encontrarla? Este mundo nos lo pone todo fácil y es que podemos encontrarla incluso en Mercadona. Y creedme que para el Boom del producto no es nada caro.

13423395_260577824309439_1197809395_n

Además podremos encontrarla de manera más gourmet en tiendas especializadas o lo mejor de lo mejor, en nuestras tiendas de fruta y verdura de confianza. Seguro que en cualquier esquina la podréis encontrar sin problemas.

Y… ¿Cómo la introducimos en nuestra alimentación Mr. Y? Ahí es donde vuelvo a sacar mi sonrisa malévola y os dejo con la intriga. En nuestro próximo post hablaremos sobre como introducirla en nuestra alimentación con varias de las mejores recetas que podáis imaginar. Os sorprenderán sus posibilidades.

Ya sabéis, nos vemos pronto!

Un placer escribir para vosotros y ya sabéis… ¡Portaros bien!

“Nos vemos pronto chicos! Hasta lueguito!”

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post