Oficialmente hoy le damos la bienvenida al invierno. La famosa frase de Winter is coming ya no sirve, winter is here. Es la única estación del año que no me gusta. Para hacerla más llevadera  os voy a enseñar mis imprescindibles de invierno.

Colección de Yves Rocher

Cada año Yves Rocher saca una colección de Navidad formada por cremas, geles, hidratantes, bálsamos de labios… En fin, regalo fácil y acierto seguro. Hace años sacaron una línea de chocolate y naranja que olía literalmente a las Pim’s de Naranja. Sublime de verdad. Hace un par de años que no la han vuelto a sacar, pero este año han sacado una colección de pera y cacao que madremíadelamorhermoso.  ¡Cómo huele! Es verdad que las cremas y lociones corporales no son famosas por su hidratación. Pero después de un día duro, pasando frío, una ducha calentita con ese gel es el mejor remedio.

Años anteriores me he esperado a que pasara el boom de navidad para comprar los geles, así están más baratos y puedo comprar para todo el invierno. Pero no actúo sola, mi madre es mi cómplice de  este pequeño crimen 😉

Hidratación por un tubo

Corporal

Como cada invierno la piel del cuerpo se me vuelve más tirante y seca. Para mi es imprescindible una buena hidratante corporal. El año pasado descubrí mi favorita. Se trata de Sympathy for the Skin de Lush (antes tenía el nombre en español y molaba más, era Alegría para el cuerpo). Cómo dice la propia web es “Como agua para la piel sedienta”. Está hecha a base de plátano, manteca de cacao, vainilla y aceite de almendras. Es una crema untuosa, a mi en verano no me gusta usarla, pero para invierno es ideal. Me encanta embadurnarme por la noche y dejar que se absorba mientras duermo.

Bálsamo de labios

Por ahora no me he casado con ninguno, pero el que usábamos siempre en casa era el Stick Labial Cold Cream de Avène. He probado otros pero me quedo con éste. Hidrata bastante los labios, pero deja un rastro blanquecino que no me acaba de gustar. Cuando acabe los tres que tengo en uso (dos en bolsos y el tercero en mi tocador) quizás pruebe el de Carmex que tiene muy buenas opiniones.

Home sweet home

Yo si pudiera invernaría. Ojalá. Por eso tengo algunas cositas en casa imprescindibles para mí en invierno. Tres mantas, cada cual mas calentita, mi favorita las que tiene borreguito por dentro.

Pero sin duda, para ir bien calentita en casa, mi súper compra ha sido esta bata de búho que me compré en oysho durante el black friday. No por que tenga forma de búho, ni por que tiene una capucha con pompón. Sino por que tiene puños. Odio mojarme las mangas mientras me lavo la cara o lavo los platos y esta bata me lo ha solucionado. Y abriga un montón. Estoy totalmente in love con ella.

Una bebida caliente

Otro remedio para refugiarnos del frío en invierno son las bebidas calientes. Y cómo no, os tenía que enseñar un té. Se trata el ChocoTé de Yogi Tea. Además de cacao puro de america del sur, este delicioso té esta compuesto por jengibre, canela y otras especies exóticas. Tremendo 🙂

 

Otras cosas que no me pueden faltar son las bufandas XXL, calcetines gorditos de Primark, jerséis anchos de punto, las velas de vainilla de Ikea…

¿Y vosotros?

¿Con que no podrías vivir en invierno?

Nos leemos pronto♥

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post