Cuando el azúcar se eleva en sangre, nuestro cuerpo tiene la tendencia de encender su alarmas. Algo está en peligro. Lo mismo ocurre cuando cae, esa sensación de hambre e inestabilidad que rápidamente las industrias quieren apagar con productos light, sin azúcares… El problema, es que estas alarmas son consecuencia de algún problema en nuestros hábitos que debemos cambiar. Dejemos los altibajos para las montañas rusas. Los picos de azúcar acaban por evolucionar en patologías tan silenciosas como letales. Sin hablar de la resistencia a la insulina que muchos de los lectores, sin querer ya habrán instalado en su cuerpo.

Por ello, desde acuatrolados queremos dar los mejores y más saludables consejos para evitar los picos de azúcar en sangre y por supuesto sus consecuencias.

¿Preparados?

Al rico hidrato de carbono

Así es. Si tenemos que culpar a un grupo de alimentos, no vayamos las lejos, los hidratos de carbono siempre tienen la culpa. Es broma. O no. En este caso, dichas moléculas son las principales indicadoras de que el azúcar en sangre aumente.

Cuando te llevas a la boca un pedacito de pan, pasta, arroz… Se descomponen en azúcares simples, los cuales acabarán en nuestra sangre. Esto nos lo sabemos todos. A medida que dicha azúcar aumenta en sangre, el páncreas libera una hormona llamada insulina, cómo si de una llave se tratara permite entrar a las células. Eso acaba haciendo que los niveles de sangre, después de un buen subidón recuperen sus niveles adecuados.

Es ahí donde comienza a actuar la ciencia. Cuantos menos azúcares obtengamos a partir de carbohidratos mayor estabilidad tendremos en sangre. Lógico… ¿Verdad? Pues muchos de vosotros están buscando productos milagro en internet mientras comen galletas “SIN AZÚCAR”. Viva la ironía.

Para que no perdáis tiempo, ya os facilito yo los estudios que relacionan la baja ingesta de carbohidratos y el equilibrio en sangre. 1,2. Además nos ayudarán a perder peso, algo que a su vez también puede ayudar a nivelar los índices de glucosa en sangre.

hidratos de carbono

¿Refinados? No gracias

Seremos más específicos. Si existe un verdadero culpable de los multitudinarios sube y baja de nuestros picos de azúcar en sangre, son los todo poderosos hidratos refinados. Todos aquellos hidratos que además han pasado por la máquina de refinar y se han llevado de regalo alguna que otra tonelada de azúcar, son el verdadero antagonista de nuestra salud.

Pan blanco, refrescos, galletas, cereales para el desayuno, postres… Cada vez más y más alimentos así rodean nuestra vida y las estanterías del supermercado. Eso sí, cada vez menos nutrientes rodean estos alimentos. Se han deshecho de vitaminas, minerales y fibra por el módico precio de millones y millones en las carteras de sus empresarios. Vale la pena, por supuesto.picos de azúcar

Di “alto” al Alto Índice Glucémico

Todos aquellos carbohidratos que vengan referidos con la palabra alto índice glucémico son todavía más peligrosos. AVISO SPOILER, son la mayoría. Todos estos se absorben de manera mucho más rápida generando un pico de azúcar desequilibrado que nos hacen perder el equilibrio y la cordura celular.

Un gran estudio observacional donde se trataron a más de 91.000 mujeres resultó que una dieta alta en carbohidratos de alto índice glucémico, comportaría un aumento de la diabetes Tipo 2. Son palabras mayores.

Además, todos los alimentos con estos índices glucémicos desorbitados, son como una película palomitera. Muy entretenida, pero cuando sales del cine se te ha olvidado. Es decir, llenan tu estómago pero en cuanto el azúcar ya se ha procesado queremos más. Esto solo significa hambre y ansiedad. Por eso, recordad que uno de los trucos para evitar esto es reducir la presencia de índices glucémicos elevados.picos de azúcar diabetes

Nos quedan muchos más trucos en el tintero para equilibrar los picos de azúcar

Por supuesto, que estos no son todos los trucos, pero buscar el apoyo de la ciencia y hacer un Post completo necesita su tiempo. De momento, nos quedamos con la necesidad de trabajar los hidratos de carbono y huir cuanto antes de los refinados y los azúcares.

De nuevo, recordad. Comed comida y huid de esos granos que convertirán nuestra sangre en una montaña rusa de glucosa. En próximos Post hablaremos del ejercicio, la fibra, agua, fitoterapia y minerales con evidencia científica. Nos queda mucho, mucho trabajo.

Pero recordad: Portaros bien y comed mejor!

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post