La pregunta del millón, ¿verdad? Y es que cuando te gusta el maquillaje, la cosmética, etc… hablar de ello, decir lo que te gusta y lo que no, lo que merece la pena o lo que es una birria, es algo que aunque te ocupa tiempo, pero te encanta hacer. ¿Y por qué no crear un blog?

Pero claro, hablar sobre productos tiene un inconveniente: ¡es muy caro! Sí, todas lo sabemos. Requiere una inversión considerable ya que tienes que tener los productos. Así es que, ¿cómo podemos hacer lo que nos gusta pero sin que nuestro banco nos meta en morosas?

1. Ir poco a poco

No tenemos que mostrarle al mundo todo el maquillaje del que ya disponemos de golpe. De hecho la gente se abruma cuando ve fotos con mil cosas. Es como cuando vas a una tienda que tiene el escaparate lleno de productos. No sé vosotras, pero yo no veo nada entre tanta cosa. Así es que, es mejor hacer fotos con tres o cuatro productos como muchísimo y explicarlos bien. 

diseno-sin-titulo

Claro para eso hay que saber lo que hay que explicar. Muchas veces cometemos el error de ponernos a hablar como locas. No señoras, no. Hay que saber qué datos hay que valorar de cada producto. Y para eso hay que leer mucho otros blogs. Hay que saber qué diferencia hay entre los productos en crema y los líquidos, entre piel grasa y mixta, etc… Leed y aprended antes de opinar. Y lo más importante: seguid aprendiendo. 

2. Inventario

Sí, esto es importantísimo. ¿Cuántas veces nos ha pasado que hemos abierto un cajón y nos hemos encontrado con un colorete que ni recordábamos tener? Ya os digo que yo un día me encontré con el Rockateur de Benefit y ni sabía que lo tenía… (podéis pegarme). Así es que por qué no hacemos un inventario de todo lo que tenemos. Una tarde nos cogemos una libreta y un boli y sacamos todos los cajones que tenemos. Separamos el maquillaje por categorías y de paso lo ordenamos para tenerlo todo a mano. Cuando tengamos todo a la vista, ordenado y además apuntado, sabremos cómo podemos ir hablando de cada producto, o de cada grupo de productos.

Nuestra cara cuando encontramos cosas que no sabíamos que estaban

Nuestra cara cuando encontramos cosas que no sabíamos que estaban

3. Organicemos el blog o instablog

¿Cada cuánto queremos publicar? ¿Todos los días? ¿Tres veces a la semana? ¿Una al año? Es importante decidirlo. Una vez pensando esto podremos hacer nuestra agenda, es decir, podremos empezar a pensar qué escribir cada día. Programemos lo que queremos decir cada día de los que nos toca publicar y apuntémoslo. No hace falta gastarse dinero en una agenda. Yo uso la técnica del Bullet Journal (os dejo el enlace de Lady M sobre el tema), es barata y efectiva.

bullet-journal

4. Llevar siempre una libreta encima (o evernote)

No sé vosotras pero a mí las ideas no se me ocurren cuando digo: “venga voy a ponerme a escribir”. No, ojalá, pero no. Se me ocurren mientras limpio, mientras viajo, mientras leo, o mientras miro la televisión. Por eso siempre llevo una libreta conmigo, para apuntar las ideas que se me ocurren, que luego si no se me olvidan.

mrwonderful_8436547186891-lib27_libretas_can_eras_para_las_mejores_ideas-pack-33

Ya ya Lady A pero, ¿y cuando se acaben los productos?

Esperar, que aún no he acabado. Obviamente no podemos vivir eternamente de los productos que ya tenemos, cierto. Hay que seguir probando novedades y cosas si queremos que la gente nos siga. Pues atentas que ahí van formas:

  1. Hagamos listas de lo que queremos comprar. Siempre queremos cosas pero es bueno tener una lista para no salirnos mucho de lo que tenemos en mente, de lo que gusta a nuestros lectores y de lo que nos gusta a nosotras. Si nosotras no utilizamos máscara de pestañas color azul porque no nos gusta, ¿por qué tenemos que comprar una para dar nuestra opinión? Pues no.
  2. Dentro de las listas ordenémoslas por precio y por prioridad. Es decir, yo, por ejemplo, las tengo ordenadas de más barato a más caro y según tengas más ganas de probarlo.

Estemos pendientes de las ofertas. Esto es sumamente importante. Muchas veces queremos probar cosas pero son caras o no nos viene bien ese mes. Pero si las tenemos apuntadas en una lista, podremos echar mano de ella cuando salgan las ofertas. Así ahorraremos dinero y además iremos dosificando las ideas. Tendremos nuevos productos para probar y escribir poco a poco. Por ejemplo, yo encontré una mascarilla de Ziaja el otro día por 0,40€… Dedicad un ratito del día a mirar las ofertas del día o de la semana de las tiendas que más frecuentéis. Casi todas suelen tener una pestaña con las ofertas en su web, así es que no tardaréis mucho tiempo.pexels-photo-211342

¿Tenéis amigas que les gusta el tema? ¿Si? ¡Usadlas!

Muchas veces ellas tendrán maquillaje que podréis probar para compartirlo en vuestro blog o instablog. Podéis recurrir a amigas, madres, familiares, etc. Seguro que no les importa ayudaros y daros su opinión o dejaros el producto para que lo probéis vosotras.

Haced uso de Google. Yo cuando me voy a comprar algo siempre voy a la tienda y pido probarlo durante unas horas antes de gastarme el dinero. Podéis ir, probaros un pintalabios y luego dar vuestra opinión de él. Google está lleno de opiniones de cualquier producto, así es que usadlas. No siempre es necesario gastar dinero para darse cuenta de que un producto es malo. Si todo el mundo dice que es malo, podemos pedir solo una muestra en vez de gastarnos un dineral en algo que es un fracaso seguro.

fashion-girl-makeup-paint

Y sobretodo lo más importante

  • ¿Conocéis a alguien que ya esté dentro de este mundillo y que sepa del tema? Por favor, preguntad. Si no sabéis cómo va un producto, que tenéis que explicar, de qué hablar, o cómo empezar o mejorar, preguntad. No cuesta nada y muchas veces es lo mejor. Ellas os van a ayudar y os darán sugerencias muy prácticas. Si conocéis a alguien que le guste el maquillaje y que se le dé bien no dudéis en contar con su opinión. Pero que sepa, por favor. Las que creen que un rosa chillón mezclado con verde pistacho y naranja es elegante y fino no son buenas consejeras.
  • También os digo que no siempre es necesario hablar sobre productos de maquillaje o cosmética. Podéis hablar de viajes, restaurantes que habéis probado, sitios bonitos que queréis descubrir o incluso sobre cualquier tema personal.
  • Y, las fotos. ¡Qué bonito queda un post con muchas fotos monas! Intentad buscar fondos blancos, con mucha luz y, una vez más, sin sobrecargarlas. pexels-photo-208052

Y ya sabéis. Si alguna se anima a abrir su propio blog, avisadme que os siga y os ayude en cualquier cosa que necesitéis.

Un besazo!!

Lady A.

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post