Si pensabais que os ibais a librar de volver a ver este pequeñín estabais equivocadas. Después de usarlo durante dos semanas vengo a daros mi primera impresión. Vamos a ver qué hay detrás de este cepillo y del boom que se le ha dado.

Unos días antes ya sabía que iba a salir, pero no quise hacer mucho caso. Hasta el día en que ya se pudo comprar que entre todas (malas, sois malas) no solo me creasteis ansia a mi, a mi chico también. Al día siguiente del lanzamiento, llegó a casa y dijo:

– ¿Ya has visto este cepillo del Lidl? Dicen que es una copia de no se cual mucho más caro. ¿Por qué no lo has comprado? ¿Voy?

Cómo veis la culpa no ha sido solo mía 🙂

Y así fue, salió a correr, casualmente paso por delante del Lidl y lo compró. Concretamente me cogí el de pieles grasas, el de color verde. Hay dos modelos, uno indicado para pieles sensibles (morado) y el que cogí yo para piel mixta/grasa. Yo lo veo verde y el resto del mundo azul, pero en fin eso no tiene importancia ahora.

SilverCrest ya ha hecho sus pinitos lanzando productos de todo tipo de calidad y a un precio asequible. A pesar de que se han sacado muchas copias falsas vendidas en páginas chinas del famoso Foreo, este cepillo en concreto tiene 3 años de garantía y pertenece a una marca oficial como es SilverCrest. Por lo que ya nos inspira confianza.

La caja con el cepillo viene sellada, se abre mediante una solapa en la que al reverso hay las indicaciones de cómo usarlo. Dentro esta el cepillo, una bolsita de tela para guardarlo, el cable para cargarlo mediante USB y un enchufe con entrada USB. Lo acompaña una hoja de instrucciones rápidas, que está todo muy bien explicado y el manual.

fo

Como veis viene muy bien protegido dentro de su caja

Bien, una vez abierto, ya tenemos nuestro nuevo miembro de la familia para nuestra rutina facial. El cepillo es de silicona y de aspecto firme, su forma ergonómica lo hace muy cómodo de usar. Podríamos decir que el cabezal esta formado por dos partes: la delantera que es donde tiene los puntos de silicona indicada para la limpieza y la trasera, que es la parte indicada para masajear el rostro.

El cepillo tiene tres botones. Dos de ellos para subir o bajar la intensidad de los botones y el tercero es el de encendido/apagado y cambio de modo. El cambio de intensidad es bastante brusco, así como detalle, pero no me preocupa. En el modo de limpieza tiene seis niveles de vibración, mientras que en el de masaje tiene tres.

SilverCrest nos explica lo siguiente:

– Limpia tu piel a fondo y con delicadeza. Rejuvenece la piel del rostro dejándola más tersa.
– Puedes usar tu gel limpiador de siempre, tratando cada zona del cutis durante 15 segundos.
– Puntos de silicona suaves para una limpieza profunda y revitalizadora.
– Reverso para masaje de efecto antiedad.
– 6 niveles de vibración para limpieza y 3 niveles de vibración para masaje.
– También puede usarse en la ducha (protección IPX6)
Accesorios: funda de viaje, adaptador de red USB, cable de carga.

Vistos los aspectos técnicos veamos como se usa:

Cómo usarlo:

Espuma aquí, espuma allá ♪

Las instrucciones son muy claras, primero nos debemos humedecer el rostro, aplicar nuestro limpiador habitual y masajear hasta que el limpiador emulsione creando espuma. Entonces es cuando debemos usar el cepillo. No intentéis aplicar en tres puntos el limpiador y pretender que haga la espuma el cepillo, ni tampoco echar el limpiador directamente al cepillo por que no emulsionará.  Este sistema de limpieza es mediante vibración, no fricción, por lo que no conseguiremos espuma, debemos crear la con nuestras manos.

Modo limpieza y masaje

Algo que me gusta mucho del cepillo es la forma en la que está programado. Una vez tengamos la espuma en el rostro lo encendemos y decidimos que nivel de vibración queremos. A partir de ahí el cepillo cada 15 segundos hace una pequeña pausa en la vibración que nos avisa que debemos pasar a otra zona. Está programado para dividirnos el rostro en cuatro zonas y estar en cada una de ellas 15 segundos, completando así nuestra limpieza facial en tan solo un minuto. Para mí eso es un superpuntazo a favor, ya que alargó mi rutina facial pero no demasiado, tan solo un minuto. ¿Quién no tiene un minuto para este pequeño artilugio?

Una vez pasado ese minuto, hace tres vibraciones a modo de alerta, entonces le tenemos que dar al botón de endendido/apagado para que cambie al modo masaje. Le damos una vez y se pone en modo pausa, la luz sigue encendida pero el motor está apagado. Aprovechamos para quitar el jabón, enjuagarnos el rostro, nos secamos y enjuagamos el cepillo también. Una vez seco, volvemos a darle al botón de encendido/apagado y empieza el modo masaje.

img_20161006_195207_hdr

Aquí os enseño la luz cuando está encendido, es la foto, no es tan radiactivo como parece 😉

Para el masaje las instrucciones recomiendan un minuto también, concentrándonos en la zona del entrecejo, las sienes y la zona de entre la comisura de los labios y la nariz.

SilverCrest no aconseja que se exceda más de tres minutos el tiempo de nuestro tratamiento, una vez pasados tres minutos el cepillo se apagará.

En resumidas cuentas, el tratamiento viene a ser:

1a Pulsación: Se inicia el ciclo de limpieza facial de 1 minuto en intervalos de 15 segundos. La luz está encendida de forma permanente

2a Pulsación: Pausa el ciclo de limpieza para limpiar el cabezal y nuestro rostro. Nos preparamos para el masaje. La luz indica que el motor sigue encendido aunque le haya detenido la vibración.

3a Pulsación: Se inicia el ciclo de masaje, siempre se inicia en el nivel de vibración más alto (lo podemos graduar).

4a Pulsación: Finaliza el ciclo de masaje y se apaga la luz indicando que el dispositivo está apagado.

Tengo que reconocer que el modo masaje lo he usado por primera vez hoy para escribir el post. No me llama demasiado la atención. Sí que es verdad que poniendo la vibración al mínimo es relajante. Pero yo cuando lo uso una de dos, o me muero por irme a la cama y me desentiendo de masajes o tengo que salir corriendo al trabajo por que (como siempre) se me hace tarde y obviamente no hay tiempo para masajes.

Mi opinión tras dos semanas de uso:

Es muy pronto para observar beneficios en mi piel. Es un cepillo que es muy cómodo y agradable de usar. Lo empecé usando solo por la noche y últimamente lo uso también por la mañana. No es tan agresivo como el Nexa o cepillos tipo Clarisonic, se nota que es respetuoso con la piel.

Un punto a favor que sí que le doy es que funcione por medio de vibraciones. Por el simple hecho de activar nuestra piel mediante las vibraciones, activamos nuestra circulación. Eso hace que cualquier producto que usemos después la piel va a absorberse más y mejor. Eso puedo corroborar que es así. Hace poco hablé del aceite de jojoba y de sus múltiples beneficios  (aquí), pues bien, algunas noches me lo he aplicado después de usar este cepillo y puedo deciros que sí, se absorbe de forma más rápida. Por ahora no uso cremas de cuidado muy específicas, estoy usando un serum de Kiehl’s y la crema hidratante de Kiehl’s (link aquí) también que son indicadas para pieles grasas con la finalidad de hidratar y controlar la piel. Me noto la piel mucho más hidratada que antes. La diferencia es muy notable. Así que un 10!

Limpiadores faciales:

Lo he probado con tres jabones diferentes y con los tres funciona muy bien. Concretamente por la mañana uso una pastilla de jabón  artesanal de Aloe Vera de Exialoe que va de perlas. Hace mucha espuma, cosa que es de agradecer. Por la noche uso el GEL ESPUMOSO LIMPIADOR CON CALÉNDULA del que también os hablé aquí. No hace mucha espuma, pero los resultados me encantan para controlar mi piel. Alguna vez lo he usado en la ducha y el jabón que tengo ahí para desmaquillarme y/o limpiar el rostro es el de Manuka Tree de ziaja del que también os hablé en mis favoritos de agosto. También funciona muy bien. Creo que cualquier limpiador que haga un mínimo de espuma os irá bien con este cepillo. Si tuviera que elegir sólo uno me quedaría con la pastilla de jabon de Aloe, ya que es el que hace más espuma 🙂

img_20161006_195232_hdr

Mis tres limpiadores favoritos, de Exialoe he puesto solo la caja, la pastlla es una pastilla normal y corriente de color verde 🙂 // Aunque la foto sea del tónico de Manuka tree es que me he equivocado, no me limpio la cara con tónico, uso jabón como una persona normal.

 

Un dato, a pesar de haber cogido el indicado para pieles mixtas/grasas no he notado para nada que sea agresivo, todo lo contrario. Muchas veces productos indicados para pieles grasas suelen ser muy agresivos, éste es muy respetuso con la piel.

Un pequeño consejo, no creo que por más alto que esté el nivel de vibración obtengáis mejores resultados. El primer día que lo usé puse la vibración al máximo y, además de que no es nada agradable, me dio dolor de cabeza. Es importante no presionar mucho la piel, simplemente con reposar el cepillo en nuestro rostro ya notaremos sus beneficios. Usarlo en zonas con poca chicha para mi las vibraciones son de todo menos agradables, zona como el tabique nasal, la zona alta de los pómulos etc. Lo uso igual pero procuro hacer la mínima presión posible

Pequeño handicap:

Algo que no me gusta es que el tamaño del cabezal impide limpiar en profundidad las zona de las aletas de la nariz. Comparándolo con fotos de Foreo, el de SilverCrest es más gordete. Yo no tengo el Foreo por lo que no os puedo hacer una comparación. La diferencia de precio es abismal, pero a pesar de este ínfimo inconveniente no lo dejo de recomendar. Chicas por 20€ no podemos pedir más, es un cepillo más que recomendable.

No me gusta tampoco que haya sido una promoción temporal, espero que lo vuelvan a sacar pronto por que es un producto que vale mucho la pena y seguro que muchas se han quedado con las ganas de probarlo. Habiendo visto el éxito estoy segura de que lo volverán a sacar próximamente (deducción mía que espero que sea cierta).

En definitiva, lo recomiendo muy mucho. Para las que ya lo tenéis enhorabuena por la compra, las que no, tocará esperar a ver si lo reponen. En el caso de que sea así tocará correr, puesto que ya no es una novedad. ahora sabemos con fundamento que es un producto de 10!

img_20161006_195857_hdr

No podéis olvidar una toalla limpia para secaros y algún turbante o diadema para recogeros el pelo, ya que con estos cepillos es muy fácil que el pelo nos moleste

Espero que os haya sido útil, y sino al menos haberos entretenido un rato 🙂

Nos leemos pronto♥

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post