Bueno… He de comenzar diciéndo que eso de mover un dedo es mentira. Tuve que abrir al cartero cuando me trajo el pedido. Y no os lo pérdáis … Hasta tuve que firmar. Que agotamiento madre mía. Bromas a parte, la única manera de hacer más cómodo el servicio de MenuDiet sería masticarlo por tí… Aunque bien pensado… Nah mejor no. (Se me van a agotar los puntos suspensivos).

Supongo que notáis que estoy de buen humor, no es normal que empiece con tantas bromas y solo concentradas en un párrafo. Voy a ser sutilmente más serio, aunque ya sabéis que soy incapaz de serlo demasiado.

Hoy por fin os vamos a hacer un unboxing and cating (toma palabra nueva) del menú degustación de MenuDiet. 

Os recoradamos un poco como va la cosa. En mi anterior post ya hablé de quienes son estos felices madrileños. Pero volviendo al menú degustación que es lo que nos interesa. Son 18€ = 4 platos. Que es igual a 4,25€ cada plato! Os comentaremos en cada uno de ellos si vale la pena o no de la manera más objetiva posible. Teniendo en cuenta, eso sí, que estábamos hambrientos 🙂

La llegada del paquete de MenuDiet.

Os he de ser sinceros, el cartero me echó la bronca, ya que me llamó un par de veces y al estar con varios pacientes no le pude atender… Lo siento señor cartero, menos mal que tuvo paciencia. La caja es de un tamaño correcto como veréis en la foto y cuidado porque os dejará helados nada más abrirla. Más que nada que los productos vienen congelados.

La verdad es que, no sé porqué pensaba que los productos estaban frescos para comer directamente. Y al principio pensé que podía ser un impedimento. Pero… (Sí, siempre hay un pero…) lo único malo es que deberemos planear con antecedencia lo que vamos a comer para dejar descongelandose.

befunky-collage

 

Llegan en paquetes cerrados, con todos los ingredientes especificados. La misma transparencia que en su página web . Me gusta.

 

img_20160916_134734

Una vez hecho el book fotográfico a la caja y por supuesto a su cuca neverita, tocaba ejercer un poco de paciencia. Estaba deseando probarlos, así que parte de mi deseaba meterlos en el microondas, en el horno o directamente en el soplete. Pero preferimos esperar y así disfrutarlos tal y como ellos recomiendan. (24horas en la nevera, si no me equivoco)

” A las malas siempre podemos utilizar un soplete… ¿Verdad Homer?

 

Manos a la obra, sacad vuestras cucharas.

Es la hora de catar, o más bien de rememorar e intentar explicar cada uno de los platos. Insisto, quiero intentar ser malo. No se me da bien. Y tampoco los chicos de MenuDiet me lo han puesto fácil… Aún así quiero que os pongáis en mi lengua (esto suena raro), mejor en mi piel para sentir lo mismo que sentimos nosotros.

Para poneros en situación, no se si la idea de este menú es para una sola persona, la cual debe tener al menos dos estómagos, pero nosotros compartimos el menú degustación entre 2. Y repito, casi no lo pudimos acabar.

¿Preparados?… Espero que hayáis comido o estéis a punto, porque sino… Creo que comenzaréi a odiarme.

 

Canelones de Verduras

Sabemos que no es la comida más dietética de la historia. Pero creíamos que hacer una bechamel y que llegara de Madrid a Barcelona buena sería, como mínimo un reto. Os dejo su ficha técnica. Quiero que veáis como MenuDiet se curra las explicaciones y no se deja NADA.

img_20160917_134550_hdrimg_20160917_134621_hdr

Vamos a los de verdad el sabor. Tal vez el plato más simple de los 4. No se puede pedir más, es un entrante. Me sorprendió la Bechamel, estaba realmente buena, la pasta al punto, soy bastante pijo con esos detalles y las verduras bien combinadas. Por ser perfeccionista, el calabacín un punto poco hecho.

Vienen dos unidades, no son para nada pequeños. Como entrante fué más que satisfactorio. Y como complemento a una ensalada, tal vez es poco, pero a un caldo en invierno o para un día más especial dentro de nuestra dieta no está nada mal. Recomendable.

Como detalle a los de arriba. Podrían hacer una pasta sin gluten y una bechamel sin lactosa. Eso ganaría muchísimos aficionados a MenuDiet, yo el primero. Ahí queda chicos 🙂

 

Atún con pisto.

Aquí ya empieza lo fuerte. Empieza el Rock’n’Roll chicos. Me encanta de este plato el sabor de abuela que tiene. Y no, no es que tenga la costumbre de chupar abuelas por la calle. Pero sí  se nota como todas las verduras están al punto, y el atún, que no es nada fácil de hacer al punto, se queda en algo más que satisfactorio. Teniendo en cuenta que han sido platos calentados al horno.

Creo que se gana todo lo que cuesta el plato y sí que es verdad que mi chica notó un sutil exceso de sal, la proporción de pescado-verdura es más que perfecta.

img_20160917_135420_hdr

 

A mi parecer es un plato excelente tanto para comer como para cenar.

¿Sabéis lo peor de este plato? Los dos siguientes que comentaremos. Sin duda, está un puntito por debajo y eso en la alta competición

 

Solomillo a la Pimienta.

Solo de recordar… Se me hace la boca agua la verdad. La carne estaba bien hecha en el grill. Amé ver como se quedaron incluso las marcas de la parrilla. Ese detalle y por supesto su jugosidad me han hecho que no olvide en tiempo ese plato.

img_20160917_140943_hdr

img_20160917_140936_hdr

 

El precio está más que justificado (incluso me parece barato) y si os soy sincero, la foto no le hace justicia. Viene casi el doble de lo que allí hay. Solo por eso, ya vale pedir un menú degustación con 4 solomillos. Lo sé, es rastrero, pero me debéis creer… Vale la pena. 

Merluza en SALSA VERDE

Podríamos cambiar el nombre y llamarla merluza en Salsa de Unicornio. Bueno… Tal vez exagero. Os he de prometer que llegado a este punto, estaba muy lejos de la gula inicial. Practicamente, solo me llevé este plato a la boca porque estaba realmente bueno. Me parece impresionante como el pescado puede quedar al punto pese a no estar recién hecho. La salsa, de nuevo un punto (muy poco) pasada de sal. Además nos brindan una almeja y tres microgambas. Se agradece, pero sinceramente, poner un par más, acabaría de redondear el plato.

img_20160917_142633_hdrimg_20160917_142621_hdr

Continúo impresionado por las cantidades. Realmente por el precio del plato 4,25, tienes una más que excelente cena, sumado a un caldo o a una ensalada misma. E incluso, si eres de poco comer puedes compartir el plato y más barato imposible (está claro que no me quito mi vena catalana).

MinuDiet o el sabor de boca que dura y dura

Si algo aprecio de este menú es que casi una semana después de comerlo, todavía lo recuerdo con exactitud. Eso suele pasar con los restaurantes más románticos y más especiales. Poder hacer que eso pase en casa mola. Sé que no es muy culta o profunda la palabra, pero mola. 

Estamos deseando saber más de ellos. Nos han prometido cambios y sorpresas. He recomendado varias veces este servicio a amigos y pacientes… Y como no! A vosotros también lectores. Como mínimo no os podéis perder el menú degustación.

P.D. ¿No sois buenos cocineros y queréis sorprender a vuestra pareja? Ejem ejem, codazo codazo, guiño guiño… Te quedas con ella al momento. Eso sí curraros la presentación y enviadnos vuestras fotos en Instagram.

Un placer escribir para vosotros!

 

“Se que no tiene nada que ver… Pero si os reís, estáis moralmente obligados a volver a vernos pronto! 🙂 “

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Comparte este post